Poesía de mujeres queer de Zimbabue



Poesía de mujeres queer de Zimbabue

Presentamos la nota introductoria y una muestra de la antología Como el viento intocable: una antología de poemas, traducida al español por los poetas Arrate Hidalgo y Lawrence Schimel y que ha sido editada por la editorial española Baphala Ediciones. La antología fue editada por Makhosazana Xaba en colaboración con GALA y SRC y recopila poesía de mujeres queer de Zimbabue. Es una colección intimista, llena de cuestiones acerca de la fe, la tradición y la individualidad.
 

 

 

 

Introducción de

COMO EL VIENTO INTOCABLE

Una antología de poemas

Recopilado por Makhosazana Xaba

Traducido por Arrate Hidalgo y Lawrence Schimel

(Baphala Ediciones)

Captura de pantalla 2017-05-29 a la(s) 12.00.21

 

 

Este volumen, Como el viento intocable: una antología de poemas, es el producto de las mentes abiertas y creativas de personas que participaron en un taller de escritura de cinco días que facilité durante la última semana de octubre de 2015. El título de la antología está tomado de uno de los poemas de Duduzile Salitaire Maseko. Las participantes se abrieron a formas diferentes de pensar y ejercitaron su lado creativo en la composición de estos poemas. El taller de escritura fue un espacio para que mujeres que nos identificamos como lesbianas pudiéramos pasar tiempo juntas, en un entorno seguro en el que utilizar la escritura como instrumento de expresión personal.

Durante la planificación del taller, Nombulelo Madonko me enfatizó que las participantes querían que algunas de las sesiones incluyeran poesía. Como poeta, me encantó la idea. Durante dos de los cinco días fuimos todas poetas: pensamos, hablamos, escribimos y leímos poesía. Y comenzábamos cada día con un ejercicio de escritura libre para ir calentando motores.

Hay una necesidad y una conciencia creciente para crear recopilaciones como esta en la región sur de África. En 2013, una organización con sede en Ciudad del Cabo, Free Gender, recopiló una antología de relatos y poemas lésbicos titulada Rivers of Life (“Ríos de Vida”). Su dedicatoria va profundamente ligada al contenido de esta antología y a las experiencias que las participantes compartieron durante el taller en Bulawayo:

 

 

«Este libro está dedicado a todas las lesbianas

Que perdieron sus vidas en nombre del amor. Asimismo

deseamos fuerza para todas las lesbianas que

aun viven con miedo, en sus hogares y en

sus comunidades…

Por último, también dedicamos este libro a

todas las personas que hacen frente a la homofobia

y al patriarcado».

 

 

Durante dos de los cinco días tratamos la amplia cuestión del uso de la propia voz, a través de la poesía, para expresarse por una misma. El orden del día para esos dos días figura en el apéndice 1. Los ejercicios que desarrollé estaban pensados para inspirar y centrar la escritura. Al final de cada ejercicio, reflexionábamos y debatíamos sobre su experiencia con él; compartíamos lo aprendido, las sorpresas y las cosas que se habían descubierto; después las que lo deseaban, leían en voz alta para el grupo. El énfasis de este proceso recaía en permitir que cada ejercicio dirigiera el pensar y el sentir; investigar recuerdos y proyectar futuros. Esto otorga más valor al proceso que al poema o a su calidad. A las participantes no les estaba permitido juzgar el poema de la voluntaria, sino que más bien se las invitaba a comentar cómo les había hecho sentir, o qué conexión habían tenido con él. Apreciaban más escuchar la respuesta emocional evocada por el poema que recibir una crítica literaria. Al fin y al cabo, solo dos de las participantes—Carol y Pugeni— son poetas en su día a día. Por lo tanto, no habría sido razonable ni productivo comentar sobre la calidad literaria de los poemas. Nos centramos deliberadamente en los procesos individuales necesarios para que cada una descubriera los pasos necesarios para ella. Como es comprensible, algunas de las reflexiones despertaron muchos recuerdos dolorosos. A las participantes les resultó muy útil el tiempo dedicado a pensar en las propias reflexiones y a que otras escucharan e hicieran preguntas aclaratorias.

Los poemas fueron tan variados como las personas en la sala, testimonio de lo diferentes y únicas que somos cada una. Si bien todo el mundo escribió un poema para cada ejercicio, pedimos a las participantes que seleccionaran de entre ellos los que querían que aparecieran publicados en esta antología. Mi tarea era trabajar con cada propuesta y sugerir, donde fuera necesario, los cambios —ya fueran estructurales o editoriales— que mejorarían los poemas.

La antología comienza con “Mi fijación” de Blu, un poema lúdico, erótico, que hace sonreír al lector y nos recuerda las posibilidades de la poesía. El humor abunda, sin que la seriedad del mensaje deje de transpirar. Su tercer poema “Vaya, acabo de convertirme en dios”, mantiene la agradable combinación de humor y seriedad, insinuando que quizás este sea un rasgo característico de Blu. Y en “Viviendo en mi futuro”, Blu nos recuerda el poder de las palabras: Palabras, oraciones, frases y sentencias / Liberando a la Mona Lisa, haciéndole cosquillas hasta un frenesí de risas.

En los poemas de Sikhulile, los temas de su identidad como artista visual y como mujer y lesbiana hablan a viva voz. Sus poemas contienen afirmación, aspiración, celebración, determinación. Plasman una imagen de quién es ella como artista premiada y a qué aspira a convertirse como ser humano.

Norma trata los temas universales del ser humano, el amor y la muerte, así como el activismo, en sus tres poemas. Los poemas meditativos de Portia, “Dejar esto atrás” y “Quizás, tal vez”, nos hablan del constante periplo de elegir y tomar decisiones, mientras que la ira en el poema de Pugeni, “Negra cabreada”, añade textura a estos viajes, pues a veces resulta que enfadarnos es precisamente lo más apropiado que podríamos hacer. Y la única cosa responsable es admitirlo.

Los poemas de Duduzile nos recuerdan la amenaza constante de la naturaleza violenta de los crímenes de odio. El impacto de la violencia resuena en su poema “Congoja”, cuando escribe El insomnio ha cobrado un significado inaudito / Mi vida la verdad se ha vuelto miserable. Duduzile arranca a los lectores y los arroja de vuelta a la realidad de la violencia contra las mujeres y las lesbianas. Espero que después de leer su poema, los lectores se pregunten: “¿Qué voy a hacer yo al respecto?” Sabemos que nunca cambia nada hasta que una masa crítica de personas se alza, se pronuncia y actúa.

La antología concluye con los poemas de Caroline, que nos lleva a la naturaleza: “Poste, antes árbol”, “Ave de batalla” y “Hormiga”. Estos poemas nos hacen pensar en la naturaleza externa a nosotras. Se nos invita a mirar hacia fuera y participar. En estos tiempos en los que los problemas medioambientales se vuelven cada vez más urgentes, como apuntan el debate internacional y el activismo, dado el impacto que tienen sobre los seres humanos, estos poemas cosquillean la conciencia. Los poemas personales de Caroline poseen poderosas imágenes, además de emoción, y su lectura es un placer:

 

«Ese latido sobre el cual yo reino

Esa lealtad tan poderosa que asusta

Cuando y donde mis sueños se manifiestan

Cuando ella, sea quien sea

Me llena de rítmica alegría»

 

El último día del taller invitamos al equipo del Centro de Derechos Sexuales (SRC) a escuchar la lectura de los poemas. Cada participante eligió un poema para leer y algunos miembros del SRC también recitaron sus propias composiciones.

Es nuestro deseo que este volumen de 22 poemas insufle esperanza a todas las activistas que aspiran a ser escritoras y a aquellos que tal vez se estén preguntando acerca del valor de la poesía. En nuestro día a día ya encontramos ejemplos de cómo la poesía ha cambiado vidas, y nos aferramos a esa esperanza. Tal vez la vida de alguien cambie a mejor después de leer uno de estos poemas.

 

 

 

BLU

 

Es una narradora visual que practica la fotografía y tiene algún que otro escarceo con la poesía. Últimamente le ha dado por realizar documentales. Su pasión es “mentar la bicha”, sacar a colación aquellos asuntos controvertidos que la sociedad preferiría rehuir, especialmente los que incumben a las mujeres y a las niñas. Durante su estancia en la India trabajó en una campaña digital, Break the Silence (“Rompe el silencio”), que promovía hablar abiertamente sobre tabúes como la menstruación. También trabajó en una campaña de concienciación para Parivathna, un grupo de mujeres desfavorecidas que reciclan y reutilizan papel para hacer cuadernos y bolsos. En su tierra natal ha trabajado con Girl Grandeur, una organización que busca fomentar las habilidades de las mujeres como empresarias, educadoras y mentoras, desde una edad temprana.

 

 

VAYA, ACABO DE CONVERTIRME EN DIOS

 

Ladrillo a ladrillo, ladrillo y argamasa y vidrio

Juntos se alzan, miríada de compuestos

Mármol, arena y metal, chocando juntos

Para sacar melifluos sonidos de vida.

Elementos que presentan una cacofonía de vida.

 

El silencio habla a voces a mis extremidades

Sacudiendo cada uno de mis nervios.

La sangre fluye como un río. Vida desencadenada

Todo menos silencio. Un fuerte repicar.

La cacofonía de la vida.

 

Hogar de lagartos, rocas mudando,

Atenas, así te formaron.

Vaya, acabo de convertirme en dios

Reclamo el dominio sobre todo esto;

Para mi gloria y mis ojos,

 

La cacofonía sigue con su clamor.

 

Vaya, acabo de convertirme en dios.

Lagartos, hormigas, frutas, flores

Todos para mi gloria y mi disfrute.

Me alzo erguida, puedo pisarlo todo

Pero elijo no hacerlo.

 

 

 

SIKHULILE PRECIOUS SIBANDA

Es una lesbiana de 44 años, feminista, activista en el área de los derechos humanos y artista visual ganadora de varios premios. El tema central de su obra artística es la observación del estado actual de la humanidad. Sus obras representan un deseo por comprender la comunicación y las incongruencias entre lo que se dice, lo que se quiere decir y lo que se entiende. Ha participado en numerosos eventos y festivales de artes visuales en muchos países, incluidos Argelia, China, Japón, Sudáfrica y Nigeria. Ha trabajado con el Centro de Derechos Sexuales (SRC) como facilitadora de Talleres de Narrativa Digital (DST) y de Arte. También es una de los miembros fundadores del colectivo feminista de mujeres LBT Voice of the Voiceless (VOVO), que también se vale del arte para reivindicar los derechos de las mujeres y las personas LBT.”

 

 

ESTA ES QUIEN SOY

 

Forzada a sentirme indefensa

Mi nivel de espiritualidad es alto

Digas lo que digas

Esta es quien soy

 

Cuando la conocí

Cada momento con ella lo disfruté

Puedes decir lo que quieras

Esta es quien soy

 

Serena por dentro, me siento

Cambiarme, lo puedes intentar

Luchar, puedes obligarme

Esta es quien soy

 

NORMA STANLEY

 

Es defensora de los derechos humanos, feminista, miembro de la comunidad LGBTI y firme partidaria de la igualdad de género. Aboga por los derechos de las mujeres en el ámbito del sexo y de la sexualidad y por los derechos de las personas LGBTI. Es miembro fundador de un colectivo autogestionado de mujeres LBTI: Voice of the Voiceless (VOVO), que busca visibilizar los problemas que afectan a las mujeres LBTI. Le encanta cocinar, el cine, leer y pasar tiempo en casa. Es daltónica y no está afiliada a ningún partido político, pero es activista feminista. Sus frutas favoritas son las peras, las uvas y las manzanas, y adora las sorpresas. Tiene pareja

 

 

ADELANTE CON EL MOVIMIENTO

 

Odiar se ha vuelto algo normal

Es malo para la salud.

 

Más tiempo malgastado en comparar

En vez de construir puentes.

 

¿Qué nos detiene?

Dentro tenemos problemas en común

 

Entendemos los problemas de las otras

Seamos nosotras mismas, honestas.

 

El universo, un lugar para el movimiento

Alcanzaremos el cambio que deseamos.

 

 

 

PORTIA RODRIGUES

 

Nació en Bulawayo. De niña tenía un amigo del que se burlaban porque era gay. A raíz de su trágico suicidio, Portia se convirtió en activista. Cuando se mudó a Sudáfrica continuó su amistad con la comunidad LGBTI de allí. Desde que regresó a Zimbabue, ha trabajado en estrecha colaboración con el Centro de Derechos Sexuales como activista en asuntos LGBTI, especialmente para generar conciencia y aceptación entre las comunidades religiosas. Portia ha participado en varios talleres y funciones del Centro de Derechos Sexuales. Formó parte de Idahot 2016.

 

 

YONQUI DE LA ADRENALINA

 

Cuando llegué a la entrada, me alisé el vestido

Era de tela elástica carmesí con lentejuelas

Cubría mis partes falsas, como si fuera un bonito paquete

 

Mis tacones rojos repicaban en el suelo al entrar

Sabía que ya era hora de empezar

Olía bien, y dejaba una estela de mi esencia,

Un perfume que robé, sin miedo a las consecuencias

Olía a estar acostumbrada a la buena vida

Olía a ser carne de esposa agradecida

 

En la barra pedí un whisky y tomé un sorbo

Crucé miradas con uno que tenía mucho morbo

Me ajusté la peluca con la mano

Le sonreí y le saludé con voz de soprano

 

Nadie me puede parar, no tienen derecho

El corazón traicionero me late contra el pecho

Le invité a acercarse, coqueta y femenina

Soy un yonqui de la adrenalina

 

Mierda, voy a meterme en un buen lío

Cuando se dé cuenta de que soy un tío.

 

 

 

PUGENI

 

Nació en 1989 con el nombre Amanda Thandeka Pugeni. Completó su educación primaria en Manondwane, Nketa Bulawayo, y en Gokomere, Masvingo, y la secundaria en St James Girls High and Foundation College. Más tarde estudió en la Universidad Estatal de Lupane, donde se licenció en Lenguas y Comunicación. Comenzó a escribir poesía a una tierna edad, en la escuela primaria. Desde entonces ha seguido escribiendo poemas y ha recitado en varios eventos. También ha escrito una obra teatral y un relato. Actualmente está trabajando en el guión de un cortometraje titulado Where to from here? (¿Dónde vamos desde aquí?).

 

 

 

ANGRY BLACK WOMAN

(Negra cabreada)

 

Soy una mujer cabreada

Soy la sombra oscura a la que temes

La tormenta en un día soleado

El llanto de los niños

Los cantos ásperos de la roca

La ceja irritante de tu ojo

El viento plomizo que perturba los campos

Soy el huracán

Soy desconocida

¡Esto no es poesía, sino furia!

 

Soy esa negra cabreada

Que intentas ignorar

Bella por fuera

Oscura por dentro

Las emociones que braman como un toro negro

Soy proscrita

La espina de la rosa

El agua limpia fluyendo a la cloaca

No me conoces

Esto no es poesía, sino rabia.

 

¿Hace falta que siga?

Sigo notando el ansia de seguir

No me conoces

Soy la decepción de los mayores

El tabú de la comunidad

El signo de la madurez

El agua sucia en un bache

 

Soy la negra cabreada

Los montones renegridos de basura putrefacta

El vidrio roto

La amenaza a la nación

La mariposa intentando salir de su crisálida

Los mil años de esclavitud

Tú no me conoces.

 

Soy ese perro ladrador que muerde

La niña nueva en el barrio

El pelo en tu comida

El mal aliento

La canción de los políticos

La trabajadora invisible

No me conoces.

¡Esto no es poesía, sino rabia!

 

DUDUZILE SALITAIRE MASEKO

 

Nació el 10 de octubre de 1984. Estudió en la escuela primaria Monte Cazalet y después fue a los institutos adventistas de secundaria de Solusi y Bulawayo. Se graduó con honores de la universidad en el Diploma Avanzado de Informática y Procesamiento de Información.

 

 

UN ATAQUE

 

Me acerco a la esquina

Una pandilla también

Sudo

Me meo encima

 

Después vinieron la risa y los insultos

Luego el cemento manchado de sangre

Mientras los puños machacaban mi piel desnuda

 

Una lluvia de golpes sin fin

Hasta dejarme sin sentido

Tirada en el suelo sin defensas

 

Un cuerpo hinchado

Un alma vencida

Un corazón sangrante

Un espíritu hecho trizas

Un ataque a mi existencia

 

 

 

CAROLINE MUDZENGI

 

Es una mujer bisexual zimbabuense de 25 años. Es miembro del colectivo feminista Voice of the Voiceless (VOVO) y del colectivo Gays and Lesbians in Zimbabwe (GALZ) y forma parte del equipo de Centro de Derechos Sexuales (SRC), donde también participa en su consejo asesor LGBTI. Se inspira en mujeres artistas que, como la difunta Maya Angelou, utilizan su talento para luchar contra la injusticia. Es tatuadora y artista que se especializa en recitales de poesía, dedicándose sobre todo a la poesía. Ha sido activista desde la adolescencia. Participó en una campaña por el matrimonio igualitario en Irlanda.

 

 

AVE DE BATALLA

 

Enfundó las pistolas diminutas

Dos a la vez; justo como se perdió la última vez.

Las pellizcó; notó unas puntas mientras las balas entraban en la recámara.

Lista para el disparo; ascuas despedidas encendidas ardientes punzantes

Tan intensa sensación; como nada que hubiera sentido nunca.

 

Visiones le pasaron por la mente:

Una orquesta la llevó en un viaje de ida y vuelta al filo del mundo.

La corriente en su crisálida pareció consumir todo el aire.

Las horas pasaron como momentos reparadores

Sus huesos rotos se curaban y fundían con partes sin hueso endurecidas.

Una y otra. Un estallido rítmico, melódico.

 

 

 

 

 

 

--