CARGANDO...

Type to search

62 voces de la poesía argentina actual: José María Pallaoro

Iberoamérica Fojas de poesia Poesía Panhispánica

62 voces de la poesía argentina actual: José María Pallaoro

Círculo de poesía April 30, 2018
Share

En el marco del dossier, Modelo para armar: 62 voces de la poesía argentina actual, con selección e introducción de Marisa Martínez Pérsico, presentamos al poeta José María Pallaoro (City Bell, La Plata, 1959). Dirigió la revista de poesía El espiniyo. Editor de Libros de la Talita Dorada. Coordina en City Bell y La Plata talleres de lectura y escritura creativa. Últimos títulos editados: Basuritas (2010), Setenta y 4 (2011), Son dos los que danzan (edición 2005; reedición ampliada 2012), Una piedra haciendo patito (2013), Sono due quelli che danzano / Ples v dvoje (bilingüe de Son dos los que danzan; traducción al italiano por Ana Cecilia Prenz Kopušar y al esloveno por Marko Kravos y A. C. Prenz Kopušar (editado por Mediterránea, Università di Trieste, Italia, 2013), El flautista de City Bell (2015) y Antología breve (2016).

 

 

 

 

 

 

 

 

Laberinto

 

No hay laberintos por elevación. Escribir es la única salida.

 

 

 

 

El muro

 

Todos los días y todas las noches

abro los ojos

con la esperanza de ver

el dorado rostro amanecido.

 

Pero el muro sigue allí.

 

El muro sigue allí.

 

 

 

 

Cantar a tientas

 

Hace una cantidad de años
se solía dejar ciegos a los canarios
para lograr en su canto
mayor belleza
–actitud típicamente humana
como cortar lenguas
cercenar gargantas–

Hoy las cosas no han mejorado
y los pájaros que aún sobreviven
cantan
a tientas
todo el tiempo

con señas desesperadas
 

 

 

Una hermosa vida

 

Me metí en el sueño de mi perro. Lo vengo haciendo desde antes que los árboles se acolcharan de sombras. Vi bolsas de Eukanuba. Caricias a la mañana y al atardecer. Una pelota de tenis que busca y trae algunos fines de semana. Un gato en zapatillas deportivas que siempre escapa por la medianera de las enamoradas. Inmensas y terrestres siestas al sol con pajaritos a sus anchas y a sus patas. Una hermosa vida de perro. Y no quise salir, pensando que sus sueños eran mejores que los míos.

 

 

 

 

Basho

 

En el jardín

en el atrás de los ladrillos

un vecino cavó el hoyo

 

con la misma pala

con la misma tierra

 

con la ceniza del fuego compartido

la noche anterior

 

cubrí la lomada

 

luego, el silencio de los días,

y hoy, las primeras lluvias

que rejuvenecen su recuerdo

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like

Leave a Comment