Claudia Posadas Foto Gustavo GarcíaPresentamos la reseña del crítico español José Luis Justes, sobre Liber Scivias, Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2009, de Claudia Posadas, que se presentará el 28 de julio de 2011 a las 18:30 en el Centro Cultural Bella Época, Col. Condesa, D.F.

 

 

Liber Scivias: un tratado alquímico para tiempos modernos *

 

José Luis Justes Amador **

Make it new

(Ezra Loomis Pound)

 

Liber Scivias, el Libro, así con mayúscula semi-intencional, de Claudia Posadas, es, si no de múltiples, de doble lectura, una esotérica y otra exotérica, pero en el que, y son palabras del proipio poemario, “ser y estar [son] como una índole que al final es consaguínea”. Y es, precisamente esa consaguineidad, esa inseparabilidad, lo que hace que el lector, extraviado antes por la cuadratura perfecta del volumen, se enfrente a un texto que no se agota en la primera lectura, la inciatica, la primordial, sino que crece con cada nueva revisión, con cada relectura.

            Posadas, como poeta verdadera, cualquier cosa que eso signifique, presenta en Liber Scivias tres características que la hacen una voz singular dentro de la escritura mexicana actual: la decarada, por no ocultar, y descarnada, por esos versos de otros que la autora asume como suyos, intertextualidad; la valentía al enfrentarse al quehacer poético, ése que ella misma, inconscientemente, describe como “de las tortuosas maquinarias”, un quehacer en el que encuentra acomodo “la obsesión, / su trastocamiento irreversible”, y en tercer lugar esa firme adhesion al precepto poundiano de hacer de la poesía, de los lugares (nada comunes) de la poesía, algo nuevo.

 

            Tildar a Liber Scivias de fácil o de dificil, y es ambas cosas, resultaría demasiado maniqueo. El poemario de Posadas es, y ella misma ofrece la clave de lectura, “como un orden invasor que va tomando el templo y tus [los del lector] campos fértiles / hasta concentrar su lenguaje”. La labor es descriptiva, enumerativa, silogistica a veces, pero de un modo que va un paso más allá, más arriba, en un sentido espiritual, no de gradación, de las poéticas confesionales o de la experiencia aunque de ambas beba. Claudia Posadas entrega un poemario que, al lector atento, le sabrá a bitácora vital, aunque secreta y encriptada, le sabrá a confesión, aunque críptica. Pero, y he ahí uno de los grandes méritos, nada necesita saber quien se acerque al libro ya que la riqueza, la vitalidad de unas imágenes cuyo alcance se escapa hasta a la propia escritora, es propia y plurisignificativa.

            José Ángel Valente (“Yo reconozco a tientas mi morada”) y Angelina Muñiz-Huberman (“Al segundo y al tercero. Al cuarto y al quinto. Al sexto y al séptimo”) son, uno al principio, otra al final del libro, ofrendas de lectura antes que epígrafes. Parece que Posadas quisiera decir con la cita del poeta español que no es de ella la oscuridad que ciertos lectores desatentos pueden achacar a este libro, sino de esos mismos lectores, que deberían intentar la lectura de esta morada una y otra vez. Y, aún sabiendo, o suponiendo que el viejo poeta loco que moriría en Venecia no es uno de los autores de cabecera de Posadas, es en  la relectura donde aparece el fantasma poundiano, una especie de Santa Teresa de la poesía del siglo XX, sobre el libro, un libro que quiere abarcarlo todo ya que ha intentado escribir el Paraíso, esos poemas finales, pero sin descuidar el Infierno, el personal y el mítico.

            Liber Scivias es, además, un poemario que destaca, en estos tiempos de brevedades y acumulaciones de poemas, por su longitud y por su unidad. Bastarían ambas características para colocarlo como pieza única dentro de los libros de este año, bastarían para ofrecer una posible vía de entrada de nuevo al mundo del poema. No de la poesía ni del poeta sino del poema como entidad propia y necesariamente autosuficiente.

            Y avanzando las páginas, el lector, cualquier lector, no puede evitar sino preguntarse cuál es el tema del Liber Scivias, de qué trata, a dónde, a que jardín o espacio abierto, a qué fortaleza o morada o castillo, quiere la autora llevarlo. Y en “Phosphorus”, el elemento que brilla, que da luz, casi puede encontrarse una respuesta, negada al instante ya que “nadie encendía su rotación. A veces un rumor que tal vez fuera el vuelo de la Cauda, / pero sólo un vórtice de ramas girando en la hondura de un pozo vacío”.

            Y, de repente, en los cinco últimos poemas, parte del libro pero al mismo tiempo luminosamente aparte, estalla la claridad, una que, aunque no entendida sino bajo el velo del misterio y la palabra, reconcilia y recompensa al lector con, por usar al místico castellano, un algo que queda balbuciendo y claro al mismo tiempo. ¿Qué importa que quiera decir realmente “de mi sangre brota la crisálida de luz, / y estalla para siempre el corazón del miedo” si la verdad es que en cualquier sangre hay luz y en cualquier corazón miedo? Como en los tratados antiguos de alquimia a los que Claudia Posadas es tan afecta, no es la letra lo importante sino lo que la letra desata en cada lector y su nuevo tratado Liber Scivias lo logra y con creces, tanto que, apenas tres páginas antes del final, antes de la revelación, no puede evitar el libro sino describirse a sí mismo y la relación con su lector: “y entonces irradió nuestra costumbre con sabiduría invisible: / en la noche fue ovillando la red entre su reino”.

            Liber Scivias, no en resumen, tarea imposible, sino en esencia, es un libro que debe ser leído y releído, a esa hora que propone Posadas en uno de los poemas más hermosos del libro, a “las cinco en ámbar de la tarde”.

 

* Posadas, Claudia, Liber Scivias, Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2009. Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez Chiapas, 2011, Colección Hechos en palabras, Serie Premios, núm. 25,  188 pp.

 

** José Luis Justes Amador es crítico, periodista y poeta español avecindado en México.

Texto publicado en suplemento Laberinto, de Milenio Diario, edición nacional, 9 de julio de 2011. Consulta el enlace

https://impreso.milenio.com/node/8989229

 

 

El libro será presentado el jueves 28 de julio de 2011, a las 18: 30, en la Librería del Fondo Rosario Castellanos, Centro Cultural Bella Época (Tamaulipas 202, esquina con Benjamín Hill, Colonia Hipódromo Condesa, Mexico City, Mexico). Participan: Angelina Muñiz-Huberman, Hernán Lara Zavala, Eduardo Langagne, Marvin Lorena Arriaga Córdova, directora general del CONECULTA Chiapas, Ariel González y la autora.

En el acto se contará con la intervención especial del ensamble de música antigua Ditirambo, con la escenificación de música, teatro y poesía “Hacia ti, Imperayritz de la Ciutat Joyosa, Montsalvat Celeste, Montsalvat…” basada en textos de C. Posadas, pertenecientes a Liber Scivias, de Lanza del Vasto, Juan Eduardo Cirlot y Teresa de Ávila. No faltes!

 

 

El libro se encuentra disponible en librerías de prestigio en DF, en los siguientes puntos de venta: Fondo de Cultura Económica, sucursal Rosario Castellanos (Tamaulipas 202) y Octavio Paz (Miguel Ángel de Quevedo 115), Librería Bonilla (Miguel Ángel de Quevedo 477, esq. Delta), Péndulo Roma (Álvaro Obregón 86). Muy pronto, disponible en más librerías!

 

 

forrosLiberFinalFINAL - copia