Poesía española: Alejandro López Andrada



Presentamos dos textos del poeta español Alejandro López Andrada (1957). Ha merecido distinciones como los premios  Nacional San Juan de la Cruz, Rafael Alberti, José Hierro, Ciudad de Badajoz, el Andalucía de la Crítica o el  Ciudad de Salamanca. Su libro La tierra en sombra (Visor) fue Premio Internacional “Fray Luis de León”.  Con Las voces derrotadas (2011), publicado en Hiperión, obtuvo el Premio “Ciudad de Córdoba”. Su nuevo libro, Los ángulos del cielo fue publicado por Valparaíso Ediciones.

 

 

 

 

 

 

LA VENTANA

 

Antes de abrir de nuevo la ventana,

quiero tocar

despacio las arrugas, los surcos

que la noche abandonó

en la fragilidad de tus pupilas.

La sencillez

fue alzando entre tus ojos

paredes de piedad. En la penumbra

de los pasillos,

toco el resplandor

de tu mirada de agua. No te has ido.

Nunca te retiraste.

Me habitabas,

como aún me habitas hoy. Siempre decías,

cuando te visitaba:

“Acércate,

quiero tenerte al lado”. ¿Lo recuerdas?

Los días del invierno se llevaron

tus lágrimas de arcilla, tus silencios.

Mas déjame que ahora, en este instante,

cuando mis dedos abran la ventana

pueda tocar tu voz

para dejarla

como una flor de música en las piedras,

en esas piedras blancas del corral,

donde aún respiras

limpio,

como entonces. Debo decírtelo:

a veces, llego al patio

y creo observar palabras de aquel tiempo

flotando en el granado,

porque estás -aún suenan tus pisadas

entre los lirios-,

y, ahora, de nuevo,

cuando florece el aire y en el corral vibran las golondrinas,

te siento aquí, a mi lado:

en el murmullo

de las abejas vuelvo a estar contigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 OVAS

    

Debajo de las ovas se escurrían

los peces del verano

y, con mis dedos,

tocaba el tiempo de la desnudez,

el prodigioso añil de las escamas

que, ahora, iluminan

todo mi interior

cuando regreso al río de la infancia

turbado por el frío,

con la luz

bailando entre las hojas de los álamos

-soldados de oro

en el atardecer-

que aún me susurran tristes,

como entonces,

edificando un cielo derrumbado.

 

 

 

 

 

Datos vitales

Alejandro López Andrada (Villanueva del Duque -Córdoba-, 1957) comenzó a escribir muy joven y, hasta el momento, ha dado a la luz poemarios como: “El Valle de los Tristes” (1985), “Códice de la melancolía” (1989), “La tumba del arco iris” (1994), “El rumor de los chopos” (1996),  o “Los pájaros del frío” (2000); habiendo recibido premios como Nacional San Juan de la Cruz, Rafael Alberti, José Hierro, Ciudad de Badajoz, el Andalucía de la Crítica, o el  Ciudad de Salamanca.  Su antología poética, “La nieve en los espinos”, apareció hace unos años en Algaida Editores, donde también publicó “El humo de las viñas” (1999), “Los árboles dormidos” (2002) y  “El vuelo de la bruma” (2005). Su libro “La tierra en sombra” (Visor) fue Premio Internacional “Fray Luis de León”.  Con “Las voces derrotadas” (2011), publicado en Hiperión, obtuvo el Premio “Ciudad de Córdoba”. Su poemario más reciente, “Los ángulos del cielo” (2014),  ha visto la luz en “Valparaíso Ediciones”. Ha dado también a la luz, por otro lado, dos títulos de poesía infantil y diez novelas:  “La dehesa iluminada” (1990), “La mirada sepia” (1994), “La bóveda de cuarzo” (1996), “Bruma” (1998), “El césped de la luna” (2001),  “Los hijos de la mina” (2003), “El libro de las Aguas” (2007), que fue adaptada al cine por Antonio Giménez-Rico,  “Un dibujo en el viento” (2010), “Los ojos de Natalie Wood” (2012) y “Los álamos de Cristo” (2014). Por otro lado, como articulista ha publicado cuatro volúmenes, y, además, tiene tres ensayos narrativos sobre la desaparición del mundo rural, “El viento derruido” (2004) y “Los años de la niebla” (2005), en la Editorial “Oberon” (Grupo ANAYA) y “El óxido del cielo” (2009) Editorial El Páramo.