Poesía norteamericana: Kay Ryan



Presentamos, en el marco del dossier de poesía norteamericana contemporánea, preparada por Francisco Larios, algunos textos de Kay Ryan (California, 1945). Es considerada una de las poetas más originales de la poesía de Estados Unidos. Ha publicado los poemarios Flamingo Watching(2006), The Niagara River(2005), and Say Uncle(2000). Mereció el Premio Pulitzer The Best of It: New and Selected Poems (2010). Fue elegida U.S. Poet Laureate en el 2008, sirviendo en el cargo dos períodos consecutivos. Ha ganado numerosas distinciones literarias, sirviendo también como Chancellor de la Academia de Poetas de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

 

Todo será restaurado

 

Los granos serán recogidos

de las mil costas

donde arribaron,

y el peñasco será rescatado,

y el mismo peñasco será devuelto

al acantilado, y de la misma manera

el acantilado se alzará

o se hundirá hasta que las placas de la Tierra

queden sin fisuras.  La restauración

no entiende de medias tintas.  No se

detendrá cuando el valioso y malogrado

caballo de bronce remonte los pasos.

Aun este caballo retornará fundido

a moneda, cañón, y cacerolas,

los cuales a su vez

bullirán e irán drenándose en verdes venas de piedra.

Y cada palabra escrita habrá de despegar

letra por letra, el texto en retroceso

leído cada vez más breve, cada vez más grotesca

su insistencia de que nada

habrá de perderse.

 

 

 

 

All Shall Be Restored

 

The grains shall be collected

from the thousand shores

to which they found their way,

and the boulder restored,

and the boulder itself replaced

in the cliff, and likewise

the cliff shall rise

or subside until the plate of earth

is without fissure. Restoration

knows no half-measure. It will

not stop when the treasured and lost

bronze horse remounts the steps.

Even this horse will founder backward

to coin, cannon, and domestic pots,

which themselves shall bubble and

drain back to green veins in stone.

And every word written shall lift off

letter by letter, the backward text

read ever briefer, ever more antic

in its effort to insist that nothing

shall be lost.

 

 

 

 

Canarios de mina

 

No es arbitrario;

no es curioso;

los canarios de los mineros

sirven fines comunes y corrientes

con apenas un pequeño

toque de ironía.

Siempre hay algo

que explora los bordes

del aire respirable—

no tan dulce, ni tan amarillo,

pero algo que vive siempre

al otro lado

de lo arable; algo

que es siempre lo primero

que se exime del agua,

marcando la frontera

entre lo posible

y lo lejano;

hasta en el individuo.

 

 

 

 

 

Miners’ Canaries

 

It isn’t arbitrary;

it isn’t curious;

miners’ canaries

serve ordinary purposes

with just a fillip of

extra irony.

Something is always

testing the edges

of the breathable—

not so sweet, not so yellow,

but something is always

living at the wrong edge

of the arable; something

is always excused first

from the water table,

chalking the boundary

of the possible

from the far side;

even in the individual.

 

 

 

 

 

Un cierto tipo de Edén

 

Pareciera ser posible, mas

no puedes volver y arrancar

las raíces y las cepas y sembrar de nuevo.

La cosa es mucho más profunda que eso.

Has sobrevaluado la intención,

has confundido torcer

con controlar.  Pensaste que escogías

la semilla y escogías el suelo.

Hasta pensaste que habías abandonado

un jardín o dos.  Pero esas cosas

siguen creciendo donde las plantamos—

si es que en algún sentido las plantamos.

Un cierto tipo de Edén nos subyuga.

Aun la rara liana que sola enzarza

termina traicionando su propia intención,

descendiendo su anterior ascenso

abraza una fuerte y luego más fuerte soga,

la más verde y la más triste especie

de esperanza.

 


 

 

A Certain Kind of Eden

 

It seems like you could, but

you can’t go back and pull

the roots and runners and replant.

It’s all too deep for that.

You’ve overprized intention,

have mistaken any bent you’re given

for control. You thought you chose

the bean and chose the soil.

You even thought you abandoned

one or two gardens. But those things

keep growing where we put them—

if we put them at all.

A certain kind of Eden holds us thrall.

Even the one vine that tendrils out alone

in time turns on its own impulse,

twisting back down its upward course

a strong and then a stronger rope,

the greenest saddest strongest

kind of hope.

 

 

 

 

All Your Horses

 

Say when rain

cannot make

you more wet

or a certain

thought can’t

deepen and yet

you think it again:

you have lost

count. A larger

amount is

no longer a

larger amount.

There has been

a collapse; perhaps

in the night.

Like a rupture

in water (which

can’t rupture

of course). All

your horses

broken out with

all your horses.

 

 

 

 

Toda tu urgencia

 

Como cuando la lluvia

no puede dejarte

más mojado,

o un cierto

pensamiento no puede

ir más profundo y sin embargo

lo piensas de nuevo:

has perdido la

cuenta.  Una mayor

cantidad ya

no es una

mayor cantidad.

Ha occurido

un colapso; quizás al interior

de la noche.

Como una ruptura

del agua (que por supuesto

no puede romperse). Toda

tu urgencia

en fuga con

toda tu urgencia.

 

 

 

 

Imitando a Zeno

 

Cuando él era

yo era.

Pero yo todavía soy

y él fue.

 

¿Dónde está es

cuando es fue?

Yo tengo un es

pero ¿dónde está el suyo?

 

Ahora aquí—

ningún aquí:

Qué pequeña

pausa fatal.

 

Es un tiempo insensato

el tiempo anterior.

 

 

 

 

After Zeno

 

When he was

I was.

But I still am

and he is still.

 

Where is is

When is is was?

I have an is

But where is his?

 

Now here—

No where:

Such a little

Fatal pause.

 

There is no sense

In past sense.