Xochitlájtoli: Mikeas Sánchez



Continuamos con la serie Xochitlájtoli, muestra de poesía en lenguas indígenas, coordinada por Martín Tonalmeyotl. En esta ocasión es el turno de la poeta Mikeas Sánchez (Chapultenango Chiapas). Poeta de la lengua Zoque, escritora, productora de radio, traductora y docente de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco. Heredó la sensibilidad poética de su abuelo Simón Sánchez, chamán,  músico y danzante,  de él aprendió el ritmo y la musicalidad de los rezos tradicionales.  Maestra en Didáctica de la Lengua y la Literatura por la Universidad Autónoma de Barcelona. Sus poemas han aparecido en Bengal Lights, World Literature Today, The Bitter Oleander, y The Drunken Boat. En 2014 fue nominada al  Pushcart Prize, premio literario para las mejores publicaciones en Estados Unidos. Ha publicado 5 libros de poesía y su obra poética y narrativa ha sido incluida en diversas antologías, de México y el extranjero. Estos son poemas del libro Mojk’jäyä (Pluralia Ediciones 2013).

 

 

 

Mojk’jäyä

 

Wanjambatzi te’ sis’ tejerike te sudgu’y

Teserike mumu’tiyä mumu chätyätyambä tiyä’äj nebä’

dä’ ngomiste’ chäki

Walt Whitman

 

 

 

TUMÄ

 

Yomo’chä

tese ngotzäjkpatzi äj’nwyt

tumdumäbä’ tzäki’tzäki tujkubä’jin

ngotzäjkpatzi äj’ natzkutyam äj’ ngipsokiu’tyam

Mumurambä kipsokiu’y

wurambäre’ äjne’ankä’ram

Yomo’chä teje’ ngotzäjkpatzi tumdumäbä äj’näbin’dzajy

Juwä’ ijtyaju wäñajubä äj’ anukuis myusokiutyam

tese’ mumurämbä tzame ore’pänis’ñyeram ijtyaju äj’ aknakomo

tese’ mumurämba muja’ kokypsku’y ore’yomo’isñyeram ijtyaju äj’ tzujomo’

 


 

Mojk’jäyä

 

Creo en la carne y en los apetitos,

y cada parte, cada pizca de mí

es un milagro.

Walt Whitman

 

UNO

 

Soy mujer

y celebro cada pliegue de mi cuerpo

cada minúsculo átomo que me forma

y donde navegan mis dudas y mis esperanzas

Todas las contradicciones son maravillosas

porque me pertenecen

Soy mujer y celebro cada arteria

donde aprisiono los secretos de mi estirpe

y todas las palabras de los ore’pät1 están en mi boca

y toda la sabiduría de las ore’yomo2 están en mi saliva

 

 

 

 

METZA

 

Tzambatzi’ toya’ixajpabä nkiaes’ñoyikäsi’ram

te’ jiamyajpabäis’ myätzik

pitzä’run’omo

Tekoroya’ram winabä’ mayo’poyas’tyuj

te’ wejkä’ paruwisñye’

Tekoroya’ram yom’gakis’ wyejkä

jäyäs’yomaram

Yajk’ mytiaä te’ kumunu teserike te’ tajpi’ram

minä’ yajk’ masanäjya’yaä’ nkiaes’ tyoya’ram

tobyabä tzotzusen’omo nasakobajk

Yajk’ mytiaä Piogbachuwe teserike Kopajktzoka’

minä’ yajk’ isansajyaä kotzäjkis xasa’ajku’y

 


 

DOS

 

Me nombro y hablo por todas las niñas maltratadas

que juegan su inocencia

desde un callejón sin farolas

Para ellas la primera lluvia de mayo

y el rugido del lobo

Para ellas el gemido de la tigresa

y el olor a madreselva de la ternura

Que vengan la codorniz y el gavilán

a ungir el alma de todas estas niñas heridas

desde la memoria primigenia del hombre

Que vengan Piogbachuwe3 y Kopajktzoka4

a mostrar la belleza del inframundo

 

 

 

MAJKXKU’Y

 

Ngotzambatzi äj’ mama’

yajk’ ägbabä’is nkiojama’ Piogbachuwes’pyayu’kämä

täjp’wyjtpabä tzawijse’ myoch’une’ijtkuy’omo

sojkuy’kämäram

Ngypspatzi’ äj’ mama’omo

jä’ä te’omo ngypspatzi’

ngypspatzi’ kyastaña’oma’omo

te’ wänubä jyotzkuy’omo

ji’ musibä’ dä’ ngätäjkäj’ya

Ngypspatzi äj’ mama’omo

tese’ teis nkypspa notpabä’jyara’omo

jyokpabäis te’ mambasawa’ kyotzambabäis te’ tuj’

jyokpabäis yijsä’ jojpajk’omo nikurakabä äj’ machuwe

ipskotumäbä’yame’jin

 


 

CUATRO

 

Hablo de mi Madre

cuyo nahual se agazapa bajo el manto de Piogbachuwe

mientras su niñez es un saraguato

saltando entre los lienzos de caña

Pienso en mi Madre

sí pienso en ella

y en su olor a castañas desde la cocina

en esa su ternura casi ciega

impenetrable

Pienso en mi Madre

y ella piensa en su Padre alcohólico

que espera el viento del norte en señal de lluvia

que espera de nuevo mirar en el río a la abuela desnuda

con sus 16 años

 

 

 

TUJTAY

 

Tzabguetaritzi’ te’ wärambä’yomos’ñäyikäjsi teserike maña’yomos’ñäyikäsi

ja’ yispäjkia’äbäis te’ sudgu’y

te’ yomo’ jayk’ tuyajubä’is yängu’kyämä

te’ sudguyis’ jyuktäjk

jyokyajpasen’omo’na te’ kakuyis’yora

konukspa’ platabä’rosariujin

Tzabguetaritzi’ te’ ja’ kyoräjkaya’äbä’ pabiñomos’ñäyikäjsi

teis’tam wyäñaju mumubä’ nkysku’y ñtyeksi’kämä

myasandzäjkiaju yängutyam

jurä’ nitumäbä’ pät’ ja’ xunä’chäyä’

tejse’ ñä’ ijtyaju toty’rambä’jayaune’ram teserike ji’yamyaebä’yom’uneram

kyetzayajubä’is chejk’

yajuse’angas yitjtkutyam’ nasakobajkäjsi

 


 

SEIS

 

Hablo también por todas las vírgenes y rameras

que nunca conocieron el amor

aquellas que apagaron bajo su cama

la hoguera del deseo

mientras esperaban la hora de la muerte

con su rosario de plata

Hablo por todas las muchachas perpetuas

que guardaron todo el odio bajo el plisado de su falda

haciendo de su cama un santuario

donde ningún hombre quiso guarecerse

y tuvieron hijos ciegos e hijas tuertas

que mordieron sus vientres

hasta el final de sus días

 

 

 

MAJKUSTÜJTAY

 

Masanäbiatzi te’ jama’ jujchek’äj’ punaju’

jikä’ septiembre’ tuj’poya jurä te’ tzujsnubajkis

yajk’ mijnayutzi’ äj’ jame teserike’ yajk’ tujkutzi yom’une

Piogbachuwes’yanuku

kotzojkis’tam’ kyomi teserike tzitzun’gotzojkis’kyomi

Masänäyajpatzi äj’ jara’ äj’ nana tzäjkpujtyaju’ankätzi

tejse’ ja’ pänajätzi nkirawa’räjk’omo

yäse’ tese’ oyu’ri nä’ ijtkere’ mujbä äj’ angimokiuy’

tumä’ tzokoy’ jurä’ tumä pabiñomo pämi’bäjkpa’na wäkä’ yetza’

toya’kujkmäram

Teserike’ äj’ ngämistam isandziyajutzi jujche yach’ona’

Tumä tochäj’kubä ore’omo

Teramde’ äj’ sasa’ajku’y

teramde’ äj’ ijtku’y

tere’ äj’ angimokiuy ni’is jin’musibä ma’ yajk’tzunja

 


 

NUEVE

 

Bendigo el día de mi nacimiento

aquel septiembre lluvioso donde el Tzujsnäbajk8

desbordó su memoria y me convirtió en niña

descendiente de Piogbachuwe

dueña de las montañas y del volcán Tzitzun9

Bendigo a mi padre y a mi madre por haberme engendrado

pues aunque no nací en cuna de patricios

tuve mi propio reino

aquella fortaleza insomne donde una muchacha danzaba

en medio de las tempestades

Y tuve mis propios dioses que me enseñaron a blasfemar

en una lengua amordazada y herida

Esas son mis lindezas

esa mi esencia

ese mi trono que jamás nadie habrá de usurparme

 

 

 

 

MAJKTUMÜ

 

Ngätzojkpatzi äj’ yom’ijtkuy

teserike’ te’ sasarambä äj’ nuñbajk’tam

juwä’ kojejpa’ äj’ närun

ngätzojkpatzi äj’ anima’

ngätzojkpajse äj’ yom’ijtkuy

Mujstamä’ mijtam jujche’ tumä mujabä’ dä’ Ngomy’s

tzäjka’yajutzi äj’ dzutzi’ram

Mujstamä’ mijtam jujche’ dä’ Ngomi’is suñi’ tzujkayu’ äj’ wynäjpajk

äj’ dzejk’pajk teserike äj’ ngosoram

 


 

ONCE

 

Celebro mi sexo

y las exquisitas formas de mis caderas

donde reposa el hombre que amo

Glorifico mi alma

lo mismo que mis labios mayores y menores

Porque un Dios grande y misericordioso

forjó mis pechos

Porque no pudieron haber sido mejores mi rostro

mi cintura y mis pies

 

 

 

 

1 Hombre zoque

2 Mujer zoque

3 La señora del Volcán

4 Personaje mitológico femenino, cuyo cuerpo se presenta sin cabeza

8 Río de agua verde

9 Chichón, referido al Volcán Chichonal