Nueva Poesía europea: François-Xavier Maigre



Nueva Poesía europea: François-Xavier Maigre

Versopolis es un programa europeo de literatura que cuenta con el apoyo de Europa Creativa, el propósito que tiene es el de promover la poesía escrita por los jóvenes poetas europeos a través de una serie de festivales con distintas sedes en Europa como los que dirigen nuestros amigos y colaboradores Ales Steger y Mite Stefoski, directores de los festivales Days of Poetry and Wine, en Eslovenia, y el Struga Poetry Evenings, en Macedonia, respectivamente; en Círculo de Poesía creemos en la literatura que están escribiendo estos jóvenes poetas y hemos decidido presentar a cada uno de los poetas que han sido seleccionados en este programa. En esta ocasión presentamos, en versión de Gustavo Osorio de Ita, al poeta francés François-Xavier Maigre (Saintes, 1982). Creció en una familia de maestros y descubrió la poesía en su infancia. Tras estudiar derecho, obtuvo un diploma en la Escuela Superior de Periodismo de París y combinó ambas disciplinas fungiendo como periodista en el diario La Croix (2008-2014) donde cubrió la problemática religiosa en Rusia, los Balcanes y Medio Oriente. En 2014, se convirtió en editor en jefe de la revista Panorama (editada por el grupo Bayard Presse), fundada en 1957, que tiene 160,000 lectores en Francia y en los países francófonos. Esta revista es el puente entre la espiritualidad y la cultura cristianas, con una fuerte dimensión poética pero también social.

 

 

 

 

Al comienzo

 

la antología del mundo

aún no se había escrito

 

la orfebrería de la tierra

esperaba ser cincelada

 

y yo

aun no te conocía.

 

 

 

Au commencement

 

l’anthologie du monde

restait à écrire

 

l’orfèvrerie de la terre

attendait d’être ciselée

 

et moi

de te connaître.

 

 

 

 

Velocidad que consume y desafía al tiempo

tú no ostentas el enigma

 

tú no contienes el espacio

ni tampoco el misterio

 

nos volvemos engreídos

sin saber nada y sin nada conocer

 

¿de dónde viene esta nostalgia

rezumando en los huecos de nuestra prisa

 

este deseo de un refugio

que crepita con signos

 

esta confusa intuición

de un jardín por habitar?

 

 

 

 

Vitesse consumée qui défie le temps

tu n’en détiens pas l’énigme

 

Tu n’en contiens pas l’espace

pas plus que le mystère

 

Or nous nous pavanons

sans rien savoir et sans connaître

 

D’où nous vient alors cette nostalgie

suintant au creux de nos hâtes

 

Ce besoin d’un refuge

qui bruisse de signes

 

Cette intuition confuse

d’un jardin à habiter?

 

 

 

 

La tormenta pasó

como un grito

un arder de nubes sobre el papel nocturno

 

Abandono el granero

que fue mi guarida

no lejos, una sombra

se reúne a toda prisa

la pizarra dispersa

las ramas derramándose en el patio

 

Y cuando mi cofre de timbales

golpea bajo el cielo

vuelven a mí estos campos

pasados lejos de mi madre

de veranos interminables

en la inmensidad de la infancia.

 

*

 

Muchos siglos después

el olor del final del asedio

liberado por el relámpago

no ha perdido nada de su amargura

ni de su juventud

todavía tengo doce años

en mi cuerpo cansado

 

Me voy por los vapores

y los tupidos bosques

apretando todo contra mí

este instinto de luz

que vaga en silencio

por los canales de mi memoria.

 

 

 

 

L’orage est passé

comme un cri

brûlot de nuages sur papier de nuit

 

J’abandonne la grange

qui me fut tanière

non loin, une ombre

rassemble en hâte

l’ardoise éparpillée

les rameaux jonchant la cour

 

Et quand ma poitrine à timbale

cogne sous le ciel

me reviennent ces camps

passés loin de ma mère

d’interminables étés

dans l’immensité de l’enfance.

 

*

 

Bien des siècles plus tard

l’odeur de fin de siège

laissée par la foudre

n’a rien perdu de son âpreté

ni de sa jeunesse

j’ai toujours douze ans

dans mon corps fatigué

 

Je m’en vais par les vapeurs

et les forêts hirsutes

serrant tout contre moi

cet instinct de lumière

qui rôde en silence

dans les chenaux de ma mémoire.

 

--