Xochitlájtoli: Sixto Cabrera González



Continuamos con la serie Xochitlájtoli, muestra de poesía en lenguas originarias, coordinada por Martín Tonalmeyotl. Ahora es turno del poeta Sixto Cabrera González (Rancho Nuevo, Soledad Atzompa, Veracruz, 1974), poeta y traductor nahua. Ha sido becario en tres ocasiones por el Instituto Veracruzano de la Cultura y Mencionado especial en la XXX emisión del Premio Mondiale di Poesia Nosside, en Regio Calabria, Italia. Colaborador de diferentes revistas y suplementos culturales del país y del extranjero. Ha sido incluido en diferentes antologías. Autor de cinco libros bilingües. Traductor del español al náhuatl de más de media docena de libros de poesía, en su mayoría inéditos. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, portugués, catalán, francés e italiano.

 

 

 

Panolistli

 

Piltontli moyolkokojtinemi iuan nemi ichtakatsin,

tlampa tonatiu, ojpitsauakej

kemi atsonkali.

 

Mayantinemi iuan i ikxipan 

ik tlatlaixtli panotinemi Matlalkueyotl. 

 

Amo kimati tlajkuilos ipan iyolo,

san kimati tekolchiuas

iuan kejkemanti, uitstoka 

iuan xochiarujas kiololoua. 

 

Kuitlapan kokoltiuits ka yolilistli,  

ualika se kuajtlanapalol,

se xochinapalolistli,

sekime tlakilotl,

sekime temiktij pampa tlanemakoyan kimaijitos. 

 

Mokuepa,

tlejkotiuits san Auakatlajapan

iuan kikuitlapanmama

intlikonexyo ikniuan yomike.

 

 

 

Travesía  

 

El joven camina triste y en silencio,

recorre bajo el sol, veredas

que semejan la cabellera de agua.

 

Deambula hambriento y descalzo

por las laderas de Matlalkueyotl.

 

No sabe escribir en la tabla de su alma,

sólo sabe de hornos de carbón

y a veces, planta cardos

que cosecha rosas.

 

Trae en su espalda cicatrices de la vida,

un manojo de leña,

un ramillete de flores,

unas frutas,

unos sueños para venderlos en la plaza.

 

De regreso,

trepa la sierra por Auakatlajapan

y lleva en su espalda

las cenizas de sus muertos.

 

 

 

Xochikuikatl

 

Titlalmoloniaj

Kemi chilaskamej  

Tikintemouaj

Tlajko elnamikilistij iuan sentlaixtli

Polojke tlajtolxochimej 

 

 

 

Poema

 

Removemos la tierra

Como hormigas rojas 

Que buscan

Entre recuerdos y páginas

Los versos perdidos

 

 

 

Xokokuajtla

 

Trasno iayo, kinemilijtinemi

mometsixko

tlen yejyekoua cholilistli.

 

Noixtololouan, ipan ojtlasojtilistli,

kimauisouaj nakayotl uejka ik ontlanesikin

temotij ik tlaltikpaktli koyontok.

 

 

 

Huerto

 

La savia de los duraznos, recorre

la planta de tus pies

que ensayan el rito de la huida.

 

Mis ojos, en el camino del amor,

observan el lejano cuerpo en el alba

que desciende a la veta de la tierra.

 

 

 

Iluikatl choka

 

Ueykiauitl, ijkuiloua

ipan ieuayo tlaltikpaktli

tlakoyoxtij tlen eskisaj.

 

Elnamikilistli iuan ixayomej

italischipauak yolilistli. 

 

 

 

El cielo llora

 

El aguacero, dibuja

sobre la piel de la tierra

varios agujeros que sangran.

 

El recuerdo y las lágrimas

son la transparencia de la vida.

 

 

 

Pixintsin xochikuikatl

 

Xochime selia

ipan ojtli ieuayo.

 

Mimiaua okuilin majkoktinemi

ipan tlaxkalchiankakatl.

 

Tlilektototl, kuajkualtsin,

kuika tlajko uey altepetl.

 

 

 

Poema breve

 

Retoñan las flores

en la corteza de la carretera.

 

Las abejas revolotean

sobre el pan de dulce.

 

El pájaro negro, hermosamente,

canta en medio de la gran ciudad.

 

 

 

Kiauitl 

 

Achipinal kalakij tech xijyoj.

 

Tlaltikpaktli ajuiak.

Mochichiualuan kuechauaj.

 

 

 

Lluvia  

 

Las gotas se incrustan en las hojas.

 

La tierra huele.

Tus senos se humedecen.