Poesía de la India: Buddhadeva Bose



Poesía de la India: Buddhadeva Bose

Presentamos, dentro de la muestra de Poesía de la India que coordina y traduce Gustavo Osorio de Ita, a Buddhadeva Bose (también escrito como Buddhadeb Bosu) (1908–1974), fue un escritor indio bengalí. Conocido mayoritariamente por su labor como poeta, fue también un escritor versátil que escribió novelas, cuentos, obras de teatro y ensayos además de poesía. Paralelamente, se desempeó como un influyente crítico y editor. Se le reconoce como uno de los cinco poetas que propiciaron la introducción de la idea de modernidad en el contexto de la poesía bengalí. Se ha dicho que desde Rabindranath Tagore, quizás, no ha habido mayor talento en la literatura bengalí.

 

 

Amor y muerte

 

1.

 

Como un niño pobre de pie frente a las puertas de un teatro,

un pie en la calle, el otro en los peldaños de mármol,

con ojos tristes de ansias mira el hermoso palacio

y maldice a su propia indigencia con lo profundo de su aliento:

las horas pasan, el auditorio se sumerge en la oscuridad,

el escenario está iluminado, el aire vibra con poesía y música–

a través de sus impacientes oídos, las melodías alcanzan su espíritu

como una obertura de ensueño, y su mente está en la alta marea de la alegría:

 

aun así, amor, todo lo que he tenido hasta ahora en mi vida

es solo un vistazo de ti, ¡el roce de tu dedo!

Sin embargo, ya la tierra está a mis pies, el firmamento es el anillo de mi dedo,

y asombrado, pienso en aquella cosa cuya más leve insinuación

trae nacimientos y muertes en instantes, y en lágrimas levanta mares–

su entera revelación, ¡qué milagro debe ser!

 

3 de febrero de 1929, por la noche.

 

 

 

Love and Life

 

1.

 

As a poor boy standing in front of a theatre’s gates,

one foot on the street, the other on marble steps,

with sad eyes of longing stares at the lovely palace

and curses his own indigence under his breath:

the hours pass, the auditorium’s plunged in darkness,

the stage is lit, the air throbs with poetry and music –

through his eager ears the melodies reach his spirit

like a dream overture, and his mind’s in joy’s high tide: –

 

even so, love, all I’ve had so far in life

is just a glimpse of you, your finger’s touch!

Yet already the earth’s at my feet, the firmament’s my finger’s ring,

and amazed, I think: that thing whose faintest hint

brings births and deaths in instants, and in tears raises seas –

its complete revelation – what a miracle that must be!

 

3 February 1929, night

 

 

 

6.

 

Tú eres de esta vida, pero eres más que la vida.

El sufriente banco de arena de la vida asido al mar del sueño–

en su arena tus pululantes huellas vas dejando

y con esas marcas las insignias de la vida inscribes.

Donde todo es transitorio, irreal –eres la luz de la estrella polar.

Aquellos que, en la cueva de la muerte, han descubierto a Dios,

cuyas frágiles vidas cuelgan de lo insoportable, con las raíces de la esperanza–

tú, firme y estable, eres la verdad sobre su tribuna de mentiras.

 

Un trozo de carne es el hombre –una olla de limo, una pila de impulsos primordiales,

hasta que vienes y lo levantas, lo estremeces;

es cuando viertes tu vino que la forma cristalina del hombre aparece–

por todo el borde de la copa de la vida que el vino efervesce.

Espumosa locura –desperdicio sin comparación–

hasta que por fin en la oscuridad de la sangre el cielo brilla y un fuego arde.

 

27 de marzo de 1929, por la mañana.

 

 

 

6.

 

You are of this life, yet you are more than life.

Life’s suffering’s sandbank’s girt with the sea of sleep –

on its sand your teeming footprints you leave

and with those marks life’s insignia you inscribe.

Where all is transient, unreal – you are the pole star’s light.

Those who, in the cave of death, have discovered God,

whose fragile lives hang on the insupportable, on roots of hope –

you, steady and stable, are the truth on their rostrum of lies.

 

A lump of flesh is man – a pot of slime, a pile of primal urges,

until you come and charge him up, make him quiver;

it’s when you pour your wine that his crystal form appears –

all over the rim of life’s cup that wine fizzes.

Foamy madness – waste without compare –

till at last in blood’s darkness heaven sparks, and a fire blazes.

 

27 March 1929, morning

--