Poesía norteamericana: Sam Sax



Presentamos dos poemas de Sam Sax. Es un poeta estadounidense cuyo reconocimiento creció en los últimos años. Su poesía es refrescante para el lector, haciendo uso de temas coloquiales y personales logra generar un efecto patético en el receptor valiéndose de los artificios propios de la poesía performativa. Es ganador de The National Poetry Series y ‘Bury It’ (Wesleyan University Press, 2018) ganador del Premio James Laughlin de la Academy of American Poets. Su libro Madness fue publicado por Penguin Books en 2017. Recibió becas del National Endowment for the Arts, Lambda Literary, y de MacDowell Colony. Es el dos veces campeón de Grand Slam del Área de la Bahía, ganador del Premio Gulf Coast, The Iowa Review Award y American Literary Award. Editor de poesía de BOAAT Press. Algunos de sus poemas se han presentado en sesiones de “Button Poetry” desde el 2018. Las traducciones son de Bruno Damián Valdivieso.

 

 

 

Oración por el mundo mutilado

 

qué quedará después de que el ultimo fidget

spinner dé su último giro

 

después de que los espectaculares acumulen una espesa

capa de anuncios pegados con cinta

sobre pasta de dientes y ginebra tanqueray

 

después de que las carreteras sean superadas

por bosques invasores

 

después de que los ministros renuncien a sus dioses

y los rabinos a sus congregaciones

para embriagarse

 

después de que nuevos hombres surjan para guiarnos

como ovejas hacia nuestra esquila, para hacer

cobijas con nuestro cabello

 

después de que las torres de control no tengan avión

que advertir y en su lugar parpadeen puramente

hacia el cielo como niños

con un ojo rojo

 

después de que las líneas telefónicas no hagan nada

sino cortar el cielo en partituras

y nuestros teléfonos sean solo caros

ladrillos de metal y vidrio

 

después de que nuestra nube de fotografías colapse.

y todos los recuerdos se retiren

a sus cráneos privatizados

 

después de que los grifos jadeen su última

bendición

¿entonces qué?

 

cuando incluso las milicias locales se

queden sin municiones

 

cuando los radios de explosión hayan sido marcados con

tiza y los misiles hagan todo para lo que

fueron construidos

 

cuando los judíos renunciemos a nuestro estado

por ese país mucho más viejo de caminar

e incluso esa religión aún más antigua que la mugre

 

cuando todos hayan sucumbido a la enfermedad

dentro de la iglesia de nuestras farmacias destruidas

 

cuando los mares se coman sus ciudades

 

cuando el suelo se parta como un vestido

 

cuando el continente de basura en el atlántico medio

por fin abra su boca para escupir

 

qué quedará después de que nos vayamos

 

no me atrevo a considerarlo

 

mejor baila conmigo un momento

al final de esta última extinción

 

que tú estés leyendo esto

debe ser suficiente

 

 

 

Prayer for the Mutilated World

 

what will be left after the last fidget

spinner’s spun its last spin

 

after the billboards accrue their thick

layer of grit masking advertisements

for teeth paste & tanqueray gin

 

after the highways are overtaken

by invasive forests

 

after the ministers give up their gods

& the rabbis their congregations

for drink

 

after new men rise to lead us sheep

toward our shearing, to make bed

sheets from our hair

 

after the high towers have no airplanes

to warn away & instead blink purely

toward heaven like children

with one red eye

 

after phone lines do nothing

but cut the sky into sheet music

& our phones are just expensive

bricks of metal & glass

 

after our cloud of photographs collapses

& all memories retreat back

into their privatized skulls

 

after the water taps gasp out their final

blessing

what then?

 

when even the local militias run

out of ammunitions

 

when the blast radii have been

chalked & the missiles do all they were

built to

 

when us jews have given up our state

for that much older country of walking

& then that even older religion of dirt

when all have succumbed to illness

inside the church of our gutted pharmacies

 

when the seas eat their cities

 

when the ground splits like a dress

 

when the trash continent in the mid-atlantic

at last opens its mouth to spit

 

what will be left after we’ve left

 

i dare not consider it

 

instead dance with me a moment

late in this last extinction

 

that you are reading this

must be enough

 

 

 

Hematología

 

mientras él vive

aquí una lista

de imágenes

luz en un vaso sucio

pichón muerto en la alta ventana con barrotes1

bolsa de plástico transparente sobre él llena de agua si el agua pudiera matar todo lo que vive en ti & puede –

me siento en la esquina del cuarto de cáncer

navegando en la app que muestra

otros maricas en este hospital

chateo con uno

podría conocerlo en radiología

pero no     en cambio

hago reír al enfermo

mientras está consiente

halago su bata

su nuevos y brutales pómulos

que aparecieron con la quimio

si tan solo fuera simple como un imán

succionando los malos metales de él

si tan solo pudiera hacer una mejor lista

más magia      menos lenguaje

perifrástica & restauradora

si tan solo conociera a ese extraño

en el sótano

& nuestro placer se levantara

a través del hospital

cataplasma de felicidad

para las tristes pieles que se sientan

semiconscientes & semimáquinas

mientras el enfermo vive

todo lo que puedo hacer es contar

la vasta pastoral2 de su enfermedad

cuando él se haya ido contaré

con todas las buenas inundaciones que volverán

su barba

un país colapsado

me refugiaré dentro

su risa

un recuerdo

tan liquido

lo oiré

cuando alguien

abra la ventana

 

para espantar a las aves

 

 

 

Hematology

 

while he lives

here’s a list

of images

light in a filthy glass

pigeon dead on the high spiked window

clear plastic bag above him full of water if water could kill everything that lives in you & it can — 

i sit in a corner of the cancer ward

fingering the app that shows me

other faggots in this hospital

chat with one

i might meet in radiology

but don’t       instead

make the sick man laugh

while he’s conscious

compliment his gown

his new brutal cheekbones

that appeared with the chemo

if only it were simple as a magnet

sucking the bad metals out of him

if only i could make a better list

more magic      less language

periphrastic & restorative

if only i met that stranger

in the basement

& our pleasure rose

through the hospital

bliss poultice

for the sorrow-skinned who sit

half-conscious & half-machinery

while the sick man lives

all i can do is recount

the vast pastoral of his illness

when he is gone i’m counting

on all the good flooding back

his beard

a collapsed country

i’ll refuge inside

his laugh

a memory

so liquid

i’ll hear it

when anyone

opens a window

to scare the birds

 

 

 

  1. Característicos de hospitales antiguos.
  2. Pastoral en referencia a la poesía pastoril.