Marin Sorescu: Simetría



Presentamos, en la versión de Omar Lara, un poema que pertenece al libro Alma para todo servicio, del poeta rumano Marin Sorescu y que publicó Círculo de Poesía Ediciones el año pasado. Sorescu es uno de los poetas europeos del siglo XX más reconocidos y este poema es un gran ejemplo de agudeza y sorpresa.

 

 

 

Simetría

 

Iba tranquilamente

Cuando de pronto, frente a mí

Surgieron dos caminos:

Uno a la derecha

El otro a la izquierda,

Según todas las reglas de la simetría.

 

Me quedé inmóvil,

Cerré los ojos,

Estiré los labios,

Tosí,

Y tomé por el de la derecha

(Exactamente por el que no debía

Como se comprobó más adelante).

 

Caminé por él como pude,

Está de más abundar en detalles.

Luego frente a mí se abrieron dos

Precipicios:

Uno a la derecha,

Otro a la izquierda.

Me lancé por el de la izquierda.

 

Sin pestañear, sin inquietud alguna,

Me lancé con todo por el de la izquierda,

El cual, ay, no era el sembrado con plumas.

A rastras seguí avanzando.

Me arrastré cuanto pude,

Y de pronto frente a mí

Se abrieron amplios dos caminos.

“¡Yo les enseñaré!” –me dije–

Y me empeñé otra vez por el de la izquierda,

Con hostilidad.

Equivocado, muy equivocado, el de la derecha era

El verdadero, el verdadero, como se dice, el gran camino.

Y en la primera encrucijada

Me consagré con todo mi ser

Al de la derecha. Y nuevamente

El otro fue el que debí tomar, el otro…

Ahora están por terminarse mis provisiones,

El bastón de mis manos envejeció,

Ya no echa brotes

Para estar a su sombra

Cuando me embarga la desesperación.

Las piedras desgarraron mis tobillos,

Crujen y gruñen en mi contra,

Puesto que me he mantenido en una permanente

Equivocación.

 

Y he aquí que otra vez ante mí se abren

Dos cielos,

Uno a la derecha

El otro a la izquierda.

 

 

Adquiere este libro en nuestra tienda en línea