Poesía joven de México: Sofia Woo



Poesía joven de México: Sofia Woo

Presentamos una muestra de joven la autora mexicana Sofia Woo (Puebla 1997). Es Estudiante de Comunicación y Producción de Medios en la Universidad de las Americas Puebla

 

 

 

 

 

El Sol

 

 

Si esta piel que habito decide cederse a sí misma al Sol

Si la Luna me pesa en los hombros y me dicta paso por paso cada error del pasado 

Cada paso que di en falso

Si esta noche es la única noche

No diré que estoy satisfecha

Estoy hambrienta

Estoy lúcida

Estoy necesitada de cielos rojos

De mareas

De paradas de autobús sin destino

Estoy sedienta

De beber del lago que da claridad

Que da respuestas

Que me diga que nos hace falta

Si le ofrezco mi vida al Sol a cambio de un beso y me deje en cenizas

Que exprima de mi la vida

Si ese es el único camino para llegar a casa

Estoy lista para morir en llamas

 

 

 

 

Partir de mi misma

 

 

No había otra manera más que partir

No podía hacer nada más que dejar la piel en el suelo

Dejar que el alma siguiera su propio camino

No pude hacer más

Más que dejar mi corazón en mi mano y permitir que sintiera fuera de mi pecho

Aún sigo siendo la niña que ama las flores

La que siente la primavera en el invierno

Aún sigo siendo esa a la que el corazón se le quema por darle sombra a otros

No había otro manera más que partir

Más que tomar las maletas y viajar ligera

Dejando aquello que me ponía nombre

Dejando a esos que creía amar

No hubo otra manera

Más que poner en duda mis años y aceptar que el adiós era parte de mi

Aceptar que siempre seré yo la que decide partir

La que toma el olvido de la mano y le pide que no la espere

La que deja ciudades donde antes había persona

Soy yo la que ya no habitar en otro lugar que no sea en sí misma

 

 

 

Ser Luna

 

Hoy me toca ser Luna

Iluminar tus cielos con mi calma

Alimentar tus sueños con respuestas

Arrullar las estrellas

Ver arder tu Sol

Hoy me toca ser Luna y

Permitir que crean que no brillo por mi cuenta

Que crean que no soy yo la que mueve mareas

La que le toca ser madre e hija

La que le dice a las mujeres en la Tierra que el reino siempre ha sido nuestro

Hoy me toca recordarle al bosque que no olvide exhalar

Hoy el lobo me aúlla en lamento como recordando un gran amor

Hoy me toca ser Luna

Mañana no sé