Whitman y Pound: un pacto



Marjorie Perloff ha escrito que los poetas han vivido durante el siglo XX, y aún ahora,  en “la era de Pound”. Por ello leemos un texto del crítico norteamericano Hugh Witemeyer, “Poesía como escultura”, para pensar la relación que Ezra Pound estableció con Walt Whitman. La traducción es de Diana Brenda Galván.

 

 

 

 

Poesía como escultura

.

El nuevo estilo de Pound en Lustra se debió en parte a su reconciliación con Whitman, o más preciso, a dar más libertad al Whitman que lleva dentro. Había reconocido (y suprimido) este aspecto de su personalidad poética desde 1909, mismafecha de su ensayo sobre “Lo que siento por Walt Whitman”. Allí admitió: “La parte vital de mi mensaje, tomada de la savia y la fibra de América, es la misma que la suya. Mentalmente, soy un Walt Whitman que aprendió a usar el cuello y camisa de vestir (a veces hostil para ambos).” La imagen era adecuada, porque desconfiaba de la desnudez de Whitman y lo consideraba un bárbaro artístico. “En ese momento Whitman no era artista”, declaró en otro estado de ánimo, “no se puede llamar artista a un hombre, hasta que se muestre capaz de reticencia y moderación …”.

La ambivalencia se refleja en “A Pact”, que registra la reconciliación de Pound con Whitman en 1913, pero agrega una calificación importante:. . . La demanda de una mejor y más consciente técnica implicada por el “tallado”. Whitman rompió la “nueva madera” del verso libre, y Pound busca tallar un producto más fino (con el cincel del ritmo absoluto). El Whitmanismo se ve así templado con el ideal de “poesía como escultura” que Pound asumió de Gautier.

El resultado de esta aceptación mixta fue una curiosa forma híbrida: el enviado de Whitman. Esta forma combinó la postura democrática de Whitman con la sofisticación artística de los trovadores, el vagabondismo del camino abierto estadounidense con el vagabondismo de los caminos provenzales, la democracia del espíritu de Whitman con la aristocracia de la artesanía de Daniel. Pound elevó al enviado medieval a una forma satírica al infundirlo con el alcance y la inclusión de Whitman.