Poema para leer un viernes por la tarde: Epigramas veneno, de José Vicente Anaya



En esta nueva entrega de Poema para leer un viernes por la tarde, nuestro editor, el poeta Mario Bojórquez nos propone la lectura de los Epigramas veneno del poeta José Vicente Anaya (1947-2020). 

 

 

 

 

José Vicente Anaya continúa una tradición que inaugura el poeta Ernesto Cardenal en México, la escritura del epigrama inspirado por sus traducciones de los Cármenes de Catulo y que va a dibujar una larga cauda en la poesía mexicana de la segunda mitad del siglo XX. Aquí algunos de sus Epigramas envenenados.

 

MB

 

 

 

 

 

Epigramas veneno

José Vicente Anaya

 

I
¿Esperas que te dedique
mis epigramas, nuevo César?
Te los doy a beber.
Los hago con veneno.

 

II
Los poetas mediocres
responden a Huidobro:
“No pudimos hacer que
florecieran en el poema
…y ahora la usamos
prendida en el ojal”.

 

III
No persigo inmortalidad
ni fama en estos versos.
Yo sólo escribo
mi bosquejo de
mi voz que jode.

 

IV
Si escucharas al perico, Luis,
que del Dante recita
la Comedia en trocitos,
tu fama de culto perderías.

 

V
Al opresor:
Rodó la cabeza del zar Pedro;
la de Stalin, la de Hitler y la
de Mussolini. ¿Por qué la tuya
habrá de permanecer en su lugar?