Un mapa de la poesía asiática



Buscamos poetas de distintos continentes para descolonizar el imaginario. Buscamos poetas del sudeste asiático. Seguimos las reflexiones y las recomendaciones del crítico Paul Millar, que nos dice que “Desde la vanguardia en Myanmar hasta las restricciones balinesas, los mejores poetas de la región son a menudo audaces voces en oposición al status quo”. La traducción es de Diana Brenda Galván.

 

 

 

 

Top cinco: Mejores poetas del sudeste asiático

 

Marjorie Evasco

Nacida en la isla de Bohol, en el centro de Filipinas, las dos primeras colecciones de poesía de Marjorie Evasco ganaron el prestigioso Premio Nacional de Poesía del Libro del Círculo de Críticos de Manila. Escribiendo tanto en inglés como en su lengua materna de Cebuano, la poesía de Evasco fusiona la imaginería occidental con el ingenio y la ironía de su tradición literaria nativa. En Cordite Poetry Review, Evasco habló de su trabajo como un espacio para burlarse de la urgencia sin sentido de la vida cotidiana: “El corazón de un poema cuida y atiende a su propia mente y se esfuerza por cantar las viejas historias frente a las presiones generadas en el mundo(s)  en que vivimos, en este particular momento, en este específico lugar”.

 

 

Ritual de despedida

 

Vete ahora, vete al medio día
cuando esta ciudad
se intensifique en la luz
como tu dolor mudo.

 
Hay muchas formas de partir:
aún si elegimos callar.
Mientras permanecemos inmóviles,
nuestros cuerpos, manos, pies y sentidos
ponen en marcha sus propios lenguajes,
reúnen de cuarto en cuarto cosas para empacar
o entretejen calles y bulevares
después de la cerveza cotidiana frente al crepúsculo.

 
Es más fácil partir
a mitad del día.
La vista desde el puerto, hermosa postal
más nítida por el humo de las cocinas
y las acacias floreciendo.
Una escena cotidiana en un día de octubre
que probablemente será la misma
cuando regreses: una extraña certeza
de infinidades os ese algo
llamado por nosotros indestructible.

 

Traducción de Francisco Ruiz Uriel y Ulises Juárez Polanco

 

 

 

Zeyar Lynn

Es considerado el fundador del movimiento de poesía vanguardista L=A=N=G=U=A=G=E en Myanmar, una forma que enfatiza la centralidad del lenguaje en la creación de significado que surgió del creciente descontento con la poesía dominante a fines de la década de 1960. El poeta, maestro y traductor con sede en Yangon, Zeyar Lynn, ha sido una figura polémica en su país de origen. Inicialmente condenado por sus traducciones de literatura estadounidense ‘decadente’, la influencia de Lynn sobre la nueva generación de poetas de Myanmar no puede ser soslayada. En su poema “Crónica de reyes”, Lynn pinta la inquietante escena de una familia que espera el renacimiento del hombre cuyos abusos dejaron el cuerpo de su esposa como “un campo de refugiados”: “Todos sus hijos ahora tienen sus propias familias / cuyo hijo será su ¿Encarnación? / Seguimos buscando su sombra “.

 

 

Hay un revoltijo de letras en el teclado de la computadora.
Es la voluntad de sobrevivir. No importa cómo. 
Mi magnífica gata Yomiya, reina de la casa,
con su último aliento dijo
“Viviré”.
Antes se reconcilió con el mundo y con ella misma.
No hay línea final aún pero
la habrá.

 

 

 

Angkarn Chanthathip

 

“La Quinta Cámara del Corazón”, título del poema de la colección ganadora del Premio de los Escritores del Sudeste Asiático de Angkarn Chanthatip, es un himno de  calidez y compasión, misma que se halla en todo el trabajo del poeta tailandés: “El corazón sueña con la paz / vence la desgracia, aviva un fuego que nunca se apaga / se mantiene firme y sabe escuchar / Como la lluvia, el amor y la esperanza moderan el estío”. Al crecer en la provincia de Khon Kaen, en el noreste de Tailandia, los retratos poco sentimentales que Chanthatip hace de los marginados de la sociedad tailandesa enfatizan la tensión entre las raíces agrarias del país y la urbanización desenfrenada de la actualidad.

 

 

Nguyen Do

Criticado por el opresivo establishment literario en Vietnam debido a los matices sombríos de su escritura, el poeta y traductor Nguyen Do divide su tiempo entre su país de origen y el menos restrictivo Estados Unidos. Es un traductor comprometido  con la poesía vietnamita. La antología de Do Black Dog, Black Night: Contemporary Vietnamese Poetry fue fundamental para mostrar el trabajo de una nueva generación de voces vietnamitas a un público más amplio. Las últimas líneas de su poema “Yendo al norte” exponen la melancolía de una vida vivida entre dos mundos: “la radio no advierte de la llegada de la tormenta / pero los escalones tienen la sensación de vaga predicción del destino / u, u, nuestras vidas son cada vez más pequeñas, como  el lejano rumor del tren”.

 

 

Oka Rusmini

Criada en la cosmopolita Yakarta, la galardonada poeta y novelista Oka Rusmini se mudó a la zona rural de Bali cuando era adolescente y puso de relieve las tradiciones restrictivas de la vida de la aldea, especialmente las que rodearon a la casta de su nacimiento, Brahmana, de alto rango. Su controvertida escritura desafía los tabúes y prejuicios tradicionales contra las mujeres que impregnan la vida conservadora de Bali. En su poema de 1995 “Ceremonia para volver a la tierra”, Rusmini lamenta la creciente mercantilización de la cultura balinesa y la amarga enajenación de la gente de su propia tierra: “y solo para oler la tierra / los dueños del mapa, los / dueños del El río Badung, los / dueños del mar / incluso los dioses / tienen que pagar por el aroma de la / tierra que es de ellos ”.