Poesía chilena: Diego Alegría Corona



Presentamos una muestra de Diego Alegría Corona (Santiago, Chile, 1994). Poeta y ensayista. Es Licenciado en Lengua y Literatura Inglesas y Magíster en Literatura de la Universidad de Chile. En poesía, ha publicado el libro Raíz abierta (Chile, 2015) y la plaquette bilingüe y sin embargo los umbrales / and yet the thresholds (Chile, Argentina, España; 2019). Ha ganado premios nacionales e internacionales por su obra poética. Actualmente cursa el Doctorado en Inglés (Estudios Literarios) en la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos.

Esta colaboración fue seleccionada en la Convocatoria 2020.

 

 

tortuga
sueño del pueblo zapoteca

después del diluvio     en el valle de oaxaca
mi cuerpo fue barro arcilla sal
mi caparazón era liso     sin montes ni hendiduras
yo soñaba caminar sobre nubes dispersas
rogué a zopilote     bebedor de sangre     el camino del cielo
zopilote cortaba huesos y cartílagos     pieles y corazones devoraba
con su vuelo negro     zopilote me llevó por el aire
su boca desprendía pestilencia
de tanto quejarme     zopilote me arrojó a la tierra
dios apareció por el camino del cielo
bajó al valle de oaxaca     juntó los pedacitos de barro     terminó el rompecabezas
ahora mi caparazón es áspero     con montes y hendiduras

 

 

amor
sueño del pueblo cashinahua

aroma espeso
     de flores y frutas

aire invadido
     de metales y fulgores

los dioses miran
     con envidia y vergüenza

los amantes
     yacen juntos

     se abrazan

 

 

estrellas
sueño del pueblo waiwai 

a orillas del río negro
se esconden las flautas sagradas

en tiempos remotos
las mujeres tocaban las flautas
los hombres preparaban pan de mandioca

entonces el sol se indignó
bajó a la selva fecundó a una virgen
deslizó jugo de hoja entre las piernas

     así nació jurupari
     dios del pueblo waiwai

jurupari robó las flautas sagradas
las entregó a los hombres les enseñó a ocultarlas
fiestas rituales se celebraron a orillas del río negro

de su escondite

las flautas sagradas
fueron descubiertas

era la madre de jurupari

     la condenaba
     la traicionaba

de sus pedazos
se hicieron las estrellas

 

 

guerra
sueño del pueblo palawiyang

inmóvil
mareado por el olor
del incendio y la sangre
muerto entre los muertos
con buitres boca arriba
y líneas de humo
en el cielo

 

 

marea
sueño del pueblo kwakiutl

mi nombre
viento del oeste

en la isla de vancouver
fui creador de huracanes

     todos querían detenerme

el mirlo fracasó la sardina
la gaviota montó guardia en mi hogar

         condujo un ejército de peces

entonces abrieron mi puerta
astillas cayeron sobre el suelo

     allí me resbalé caí en la trampa

animales hombres mujeres
me llevaron a juicio me perdonaron la vida

     aire suave prometí brisa ligera

en la isla de vancouver
soy creador de pesca y marea

     he cumplido mi palabra