Poesía peruana: Angel Gabriel Apaza



Leemos poesía peruana. Leemos poemas de Angel Gabriel Apaza (Huancané, 1969). Es poeta, narrador y periodista. Radicado en la ciudad de Juliaca. Es director de la revista de literatura “Consejero del lobo” y de la revista de cultura y política “El zorro de arriba“. Primer lugar en los Juegos Florales de la UNA Puno en 1997, con varias menciones honrosas en Concursos Literarios del Perú, publicó el libro de poesía Aporía, la duda de la luciérnaga o sus heridas deshojadas, (Lima, 2001).

 

 

 

 

 

niña de los silencios como rosas


ahora

la tersura de tu piel es rosa egipcia
nos cría la voluptuosidad
           de los ataúdes
           amor,
           por ello
           te consagro
sacerdotisa de los templos de Comala
depositaria de mis lápices.
 

 

 

 

de trinos y solitaria era la mañana
cuando me dispuse a morir

 
Al caer los primeros letrados
escribí en la fuente más púdica
un poema que espera a los nuevos cántaros
un sable del pasado y los adioses.
Me pareció echarle una ciega profecía
una anticipación al madero
una criatura de pan y rosas.
Cuando yo caiga fulminado seguirán solos
ese cántaro, esa mañana, ese poema.

 

 

 

 

De los niños futuros del estío

 
Solo guardo una ventana de lluvia
abierta como una hoja virgen.

Allí lavaré mis pálidos árboles

de un ignoto manantial en prosa
un poema como ojos de profeta
con este deseo soy feliz.

 

 

 

 

Como una luciérnaga
O sus heridas deshojadas

 
Habito
esta fisura de egipcia soledad.
Mi deleznable mitología,
un pretérito ordenador dudoso.
Mixtura de lámparas anodinas.
Salmodian recuerdos como hilachas,
vestigios imperturbables que sonríen
o nos lo lloran.
Por eso vertebro la nueva soledad
delante de los parapetos del César.