Poesía mexicana: Moriana Delgado



Leemos poesía mexicana. Leemos algunos textos de Peces de pelea (UNAM, 2022), libro de Moriana Delgado (Ciudad de México, 1993). Estudió Letras Inglesas en la UNAM. Ha sido becaria de la Fundación para las Letras Mexicanas y del FONCA. Actualmente es MFA candidate en el Iowa Writers’ Workshop.

 

 

 

 

 

Kabukicho

 

Nuestras manos atadas aves de morir, membranas de ojos grandes, y yo una más entre las otras: pies de catálogo kabuki y mi máscara de héroe en la maleta. Dientes de formol resignados a hendir mi otro mundo; locomoción de mala noche en la que procuro lo contrario: ser otra en otra lengua, cerrar allá los ojos si aquí han estado abiertos, descoser mi valenciana a punto simple y luego nada, resarcir la tarde en algún izakaya bajo dos árboles inmensos; ver una constelación de aves que revelan formas extintas del abrazo. Y no puedo tocar bien tus manos porque pienso demasiado en las mías —ellas, las manos relativas de los árboles; uñas que acabarán por enterrarnos, y todo parecía ser: las flores que te traje aún están frescas.

 

 

 

 

 

 

FW: ¿Puede tu casa o la mía ser un faro?

 

(este mensaje no tiene texto
en el cuerpo)
(este texto no tiene cuerpo
en el mensaje)
escribirte de regreso
tampoco tiene mucho sentido
(cuerpo este cuerpo
no tiene).

 

 

 

 

 

Matrimonio

 

Desperté y me di cuenta que llovía
Todos éramos un juego
mamá no quería entrar al cuarto
La tarde no era tarde
el matrimonio era un café frío
las orcas allá afuera habían dado el tirón
alguna vez en el pasado
Mis manos no eran manos
eran un tiempo de tu tiempo
Estábamos reunidos
para una demencia mal lograda
para ver a papá regocijarse en el vestido de novia
Todos éramos un pescado
afuera de sus entrañas
nadando en el tragaluz opaco

Desperté y me di cuenta que llovía
La luz estaba apagada
La ficción rondaba ausente
Soñé con ser árbol dislocado
un bisonte
pequeñas gotas de luz y pensé
no hay nada más triste
que querer estar mejor.