CARGANDO...

Type to search

Mexico City Poetry Festival: George Eklund

En el mundo Otros Discursos

Mexico City Poetry Festival: George Eklund

Círculo de poesía November 12, 2014
Share

George Eklund (Nueva York, 1953). Nació en Long Island, Nueva York, en 1953. Ha publicado diversos libros de poesía entre los que destacan: Infant Dawn (1972), First Sunrise (1982), Gone West of Sunrise Highway (1982), The Island Blade (2011) y Wanting to Be an Element (2012). Obtuvo la beca Al Smith Fellowship en 1990, el Iowa Arts Council Poetry Award y el Mississippi Valley Poetry Award. Es profesor en la Morehead State University desde 1989.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno

 

Me gusta alimentar a las sombras en el parque
Para que las sombras me amen
Y recuerden mi cara y mi nombre
Cuando vaya envuelto en la tormenta
De pájaros ebrios.
Olvidar es morir en los brazos
De la niebla.
Me gusta alimentar preguntas implacables
Y a las sombras y a sus animales humanos
Nacidos de mi mente
Y lanzados a la noche del lenguaje.

 

Dos

 

Mírame y no te mueras con velos
De ángeles.
No te vayas sin hablar con la voz
Del jardín.
No te vayas sin descubrir tu primera herida,
La herida conocida solamente
Por las montañas blancas de la luna.
He esperado tu nacimiento sin esperanza.
Entonces no te mueras sin mi nombre,
No te mueras en ningún idioma.

 

Tres

 

El ojo se oscurece, rodeado de polillas verdes
Y lenguajes multiplicadores.
Quién sabe el verdadero nombre de tu alma.
Tú dices que tienes un lugar secreto
Que no es oscuro.
Cuando nos abrazamos, tú ya no estabas
Conmigo
Ahora sé a donde te fuiste.

 

Cuatro

 

Sin su rostro, la música no tendría color
Ni razón, ni existencia.
Esto es porque en los ojos de todas las mujeres
Duerme un abismo de amor y alegría.
El hombre aspira al borde de la ilusión
Nacida cada noche de la mujer.
Y por eso el espasmo busca un espasmo.

 

Cinco

 

Somos los ciegos
Que cantan en sus máquinas de niebla,
Tan ciegos somos que creemos en un futuro
De grandes banquetes junto al mar.
Las moscas que susurran en la tarde
Son nuestras hermanas.
Es posible que solamente los dientes
De sol y la luna
Nos parezcan verdaderos.
¿Qué es lo que vive dentro de los ojos
Brillantes y cerrados?
Tal vez un puerto de estrellas
O una noche hermosa
Llena solamente de canciones
Dentro de las máquinas de niebla.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like

Leave a Comment