CARGANDO...

Type to search

Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2017: Dimitris Angelís

En el mundo

Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2017: Dimitris Angelís

Círculo de poesía June 18, 2017
Share

Círculo de Poesía y Valparaíso México invitan a las lecturas del poeta griego Dimitris Angelís que tendrán lugar del 29 de junio al 2 de julio en el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2017, dentro del marco del Festival DiVerso. A continuación presentamos un par de poemas suyos de su más reciente libro, Si fuera tu noche, publicado en Valparaíso México en la traducción de Virginia López Recio.

 

 

 

Kalicea, calle Menelao

Otoño hermoso en las montañas, pero yo recuerdo nuestra casa

Manando de los matorrales, ahora continuando su vida sin nosotros.

Extraño, porque se nos parecía como si fuera hija nuestra

Y me hablaba con tu misma voz cuando ponías

La cabeza en mi pecho. Crujía el techo, recuerdo

Y desde los bordes de los ojos me corre sangre negra que dibuja otra vez delante

Nuestra casa con las terrazas, los setos de cáñamo y las plantas

Barco sin timón en manos del viento y de tu imperceptible tristeza

Grande como las noches invernales que enterrabas

Tu rostro en la almohada blanca y yo callaba

Y el bosque en la orilla de enfrente se quemaba y yo lloraba

Alrededor el lago extenso, en su inmovilidad remamos años,

Un día descubrimos una isla nueva, volvimos la espalda a nuestra casa

La veo ahora en sueños que con frecuencia e insistentemente me pregunta, todo anhelo

Si puede mudarse con nosotros, —cómo explicarle que hemos cambiado—

Tiene un carácter indomable, caerá para aplastarnos.

 

 

 

Balance

 

Días que vendrán y se irán sin eco, días

de un silencio sin cicatrizar que no serán anotados en ninguna parte

porque no estabas a mi lado.

 

Un tuerto nos tiró piedras. Una hechicera

leyó en el azufre nuestro destino. Algunas mujeres intentaron

seducirnos con sus canciones desnudas de pecho. Poco después

nos quedamos en las tiendas de campaña de un islote y afuera

pasaban los batallones con los arqueólogos: Ésta es

mi historia, si me preguntas.

 

Y si por mi servicio de oficina me llaman “mitómano”,

no los critiques, durante años

Ninguno firmaba. Hijo de nadie.

 

Caucásico y kafkiano y siempre

quemado.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like

Leave a Comment