Ozam Yehya

Ozam Yehya Cassem nació en la ciudad de México, en 1956. Estudió economía en la UNAM y fue profesor de educación media y superior. Además de escribir poesía y ensayo, se ha desempeñado como investigador, editor y actualmente como bibliotecario, en el Centro de Capacitación Cinematográfica.

 

 

 

Desde hace tiempo

no habito paraísos artificiales

hábito paralítico de artistas oficiales

engargolados en oficio carta o A4

orificio del ensarte

ni infra ni supra

realista ni para qué rascarle

a ras sacarle sácale punta

a su puta madre junta

junta cadáveres (en la sala)

Onetti ni te inquietes

ni te quites ni te tientes

a vuelo de pájaro

mejor ponle paja al aro

pa jalarlo y jadearlo

pero no te la pases pajareando…

 

 

 

husmeando manojos en los escombros

chipileando al cielo pa que afloje

llore y ore su derretimiento

ora pus de paz

ora un tumor en el alma

ora un as de espadas con las manos embarradas

órale pues

vamos dándole carne al cañón de la carroña

acribillando las palabras…

 

 

 

 

con el pecho en el dolor y sin espalda

o será que tanta nicotina no me alcanza

para ir del dicho al trecho

derecho de ladito o chueco

no me basta el espacio (libre de humo y preso)

para patear el pesebre del alquitrán

y aquí están al tris tras

las bocanadas cenizas pachecas o erizas

cagados de la risa

clavadas en la textura del zaguán

y sus escaramuzas

dándole la cara a las musas

de repente ni cuenta te das

pero ya ni te las cruzas

más bien las usas y las rehusas…

 

 

 

 

re parto mis pedazos de infierno in situ

y los cito pero ni madres

no me quieren (hacer caso)

no quieren (ser) conmigo

ni pueblo ni gobierno

quesque muy anarcos

en su arca como la de noe

llena de animalitos

pero no cejaré hasta que deje de respirar

en la horca nada afuera y todo adentro

cabalgando Troyas

no que no

cada quien sienta (a)sus precedentes

y sitia su sitio con su propio ejército

                                                                         (de animalitos)…

 

 

 

no a la deriva

lejos de mí le doy tres a las vueltas

y tanta pirueta todavía no me derriba

desde arriba me incrimina

desde abajo me echa porras

en medio le escupo a las frases divinas

y me aviento un tiro con las copas cotorras

interinas y otroras

aquí y ahora

verdad o mentira rebotando en las horas

no a la deriva metido arriba

de tanto pinche inquilino haciéndome olas…

 

 

 

y hablando de magia

quién no quiere una maga

cortada al azar y cortazarla

llevarla traerla y meta-mor-fosearla

meterle la mano y forzarla

metafísica de la pura farsa

supurando su meta música

metamusa matando la mesa

metiéndole prisa al amor que desbarata

mecida en su risa la soledad de su presa…

 

 

 

no es cierto octavio esto no es la paz

pura imaginación (al poder)

revueltas mi buen josé

me la paso pacheco josemiliando

del tlatelolco que luis explota

al que la china me endosa

heredando la impunidad

de los años y los días (de guardar)

en el festín de la desmemoria

que nadie se mueva

aquí batallón olimpia

no es cierto carlitos

ni monsiváis ni monsivienes

ni elenita de la noche

aquí va el tallón de la limpia

archivo general de los hoyos

palacio negro para la posteridad

quédate quieto

no es todo lo que quisimos

pero sí un chirris de lo que soñamos

 

 

Datos vitales

Ozam Yehya Cassem nació en la ciudad de México, en 1956; chilango por los cuatro costados e hijo pródigo del Centro Histórico. Estudió economía en la UNAM y fue profesor de educación media y superior. Además de escribir poesía y ensayo, se ha desempeñado como investigador, editor y actualmente como bibliotecario, en el Centro de Capacitación Cinematográfica. Ha publicado en periódicos y revistas como El Día, Casa del Tiempo, Cultura Política, El Juglar, Revista de la Universidad de Chilpancingo, La Crónica, El Financiero y Replicante. Publica también autoediciones de su poesía con tirajes reducidos.

Correos electrónicos: [email protected]  /[email protected]