Antonin Artaud

El poeta, crítico, editor y traductor José Vicente Anaya (Villa Coronado, Chihuahua, 1947) ha publicado recientemente, bajo el sello del Instituto Chihuahuense de Cultura, una antología con los textos del escritor francés Antonin Artaud (1896-1948), uno de los pilares y disidentes del movimiento surrealista. Anaya ha traducido de manera espléndida a numerosos poetas beatniks así como los maestros del haiku japonés.

 

 

 

 

 

Escribió el poeta, narrador y dramaturgo francés Antonin Artaud esta frase que escogieron los coeditores para la contraportada de la antología de textos entre ensayos, poemas, algún manifiesto que acaba de editar el poeta y traductor chihuahuense José Vicente Anaya:

“Quisiera hacer un libro que trastornara a los seres humanos, que se presentara como una puerta que se abre para llevarlos a donde nunca hubieran consentido ir; una puerta que simplemente se encaja en la realidad.”

 

Escribió prolíficamente y, por supuesto, libros alucinantes como El teatro y su doble, Van Gogh, el suicidado por la sociedad y Viaje al país de los tarahumaras; afortunadamente buena parte de su obra está traducida en México.

Y José Vicente Anaya (Villa Coronado, 1947), fundador de la revista de poesíaAlforja y dueño también de una creación poética considerable, en su profunda y constante y apasionada lectura de Artaud (Marsella, 1896-París 1948) consigue entregarnos esta antología traducida por él, con una presentación, notas y cronología.

Además, incluye testimonios sobre el escritor galo en un apéndice, como “Antonin Artaud en la Ciudad de México”, “Otra imagen de Artaud sobre México” y un par de conferencias.

El corpus de este valioso volumen de un centenar y medio de páginas consta propiamente de 26 textos, entre ellos una carta sobre el concepto de “crueldad” a Jean Pauhland, así como un fragmento del “Primer manifiesto de Et teatro de la crueldad”, y un poema de 1925 “Poeta negro”.

La labor de recopilación y traducción de estos textos por Anaya (poemarios como Los valles solitarios nemorosos, Peregrino, Paria, Brota la vida en el abrazo, ensayos como Varias otras miradas a la obra de Octavio Paz,traducciones como La muerte de Mishima de Henry Miller y Aullido de Allen Ginsberg) fue realizada a lo largo de varios años y, de acuerdo con el autor, “tienen la intención de mostrar las ideas y hechos más determinantes en la vida y obra de Antonin Artaud, y por ese criterio no se han ordenado cronológicamente, aunque se empieza con escritos tempranos y en la mayoría se informa el año en que fueron publicados o redactados”.

Nos dice –nos anuncia, emocionado– en su Presentación titulada “Artaud y su doble (La santidad iluminada de un poeta hereje)”:

 

“He aquí al Profeta: Antonin Artaud ha subido al mundo en sus espaldas, sufriendo la responsabilidad de ser sensible puesto que propone la construcción del mundo Otro, de la Otredad, mientras que el Poder mantiene la organización de relaciones sociales permitidas (anticuadas)”.

 

Esta reciente entrega de José Vicente Anaya se realizó gracias al Instituto Chihuahuense de Cultura.