Poesía de Escocia: Dos poemas de Neil Leadbeater



Presentamos dos poemas deNeil Leadbeater (Wolverhampton, 1951). Graduado de University of London (1973) fue nombrado profesor emérito y se instaló en Edimburgo (Escocia), ciudad en la que vive actualmente. De una larga trayectoria en materia de crítica, es autor de varios volúmenes de poesía, editada por sellos británicos como Littoral Press, White Adder Press, Boho Press, Gary Bills y Sixties Press. Estos poemas forman parte del libro (antología) que se publicará en el mes de octubre, en la colección Pippa Passes de Buenos Aires Poetry.

 

 

 

 

 

 

 

 
En la poesía de Leadbeater confluyen los maravillosos escenarios de Reino Unido, el caracter hermetico y difuso del comportamiento del mundo animal y botánico, una vasta y compleja erudición crítica y mitológica, junto a una descripción densa de viajes, lugares y personajes imaginarios. Leadbeater, acaso sin haber visitado jamás latinoamerica, en Librettos for the Black Madonna describe minuciosamente los Estados de Brazil, Venezuela, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. 

Juan Arabia.

 

 

ANCIANO CORRIENDO

 

Corriendo en Río ninguna vista es mala. Descalzo en la arena

al sonido de las olas. O dentro y fuera de árboles iluminados

 

Leblon a Ipanema

 

En sus días de juventud hubiera corrido por caminos de palmeras imperiales

como persiguiendo un arcoiris

 

o manteniendo un comentario incesante acerca de los barcos que salían de la Bahía

porque al ver la alquimia de la industria apreciaba todo aún más

 

objetos comunes en casa;

 

descripciones transmitidas del Pan de Azúcar, todo empujando

con una fuerza simétrica: piedra maciza, la fricción del camino, conduciéndolo hacia arriba,

empujándolo sobre: la inmensa flexión de sus extremidades inferiores

cada una respondiendo al llamado de la otra, un pie moviéndose delante del otro

 

con el cuerpo inclinado hacia adelante –

 

pero ahora perdió la velocidad       sus piernas cansadas

rápidamente ensayan una especie de

 

festina lente

 

con el Latín que nunca fue su punto fuerte.

 

Él sabe de aquellos que fueron antes

cómo el ascenso lento puede ser crítico; cómo los brazos dan altura a las manos

limitado

a las velocidades más altas 

está corriendo en el vacío y sin tiempo 

pero todavía no expiró. 

 

(Traducción de Juan Arabia)

 

LA TRANSMISIÓN DE LA NOCHE

 

Debe haber sido cerca de la medianoche cuando encontramos

el camión quemado.

Una antorcha encendida hasta

el avance posterior de las moscas de la noche,

todas las variedades de polillas sorprendidas allí,

en un círculo alrededor de la carcasa.

Debajo del tablero de instrumentos estaba la radio. Un evidente,

autoritario sonido como de campanas,

entonando las santas trinidades…

En el límite del bosque

la transmisión terminó en poder de las espigas de trigo.

Su texto, casi propio de las Escrituras.

(Traducción de Luis Benítez)