Poesía inglesa: Robert Sheppard



Presentamos, en versión de Nahomi Sánchez Puente, un texto del poeta y crítico inglés Robert Sheppard (1955). De talante experimental, es una de las figuras más visibles del movimiento “linguistically innovative poetry”. Su poemario más reciente es Words Out of Time, Newton-le-Willows (2015). Es autor del volumen de crítica y poética The Poetry of Saying: British Poetry and its Discontents (Liverpool University Press, 2005).

 

 

 

 

 

 

Para Patricia

 

Las jóvenes parejas en el bar Amsterdam

bailan al ritmo de Barry White al estilo antiguo.

 

Después, con una cerveza belga en alto, murmuro que

te amo, pero entonces te deslizas, como las bailarinas,

dentro de la noche, golpeando las bicicletas encadenadas

a bollardos, y cantando; dentro de mi lejano sueño

en el que nos sentamos otra vez bebiendo debajo del mono de madera.

 

Casi humano, nos sonríe a ambos con más dientes

que el acordeón se pierde. Esto es todos los tiempos

convirtiéndose en un nuevo tiempo, que es un tiempo ahora

convirtiéndose en todo, un desmayo a través de las griegas del pavimento

 

donde los niños desaparecidos se agachan sobre el juego oculto.

Al día siguiente, un canal estrecho muestra sus labios hacia su reflejo;

nos paramos frente a él para pararnos frente a nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

for Patricia

 

The young couples in the crushed Amsterdam bar

dance to Barry White in the old-fashioned way

 

Later, aloft on Belgian beer, I murmur that I

love you, but then slip away, like the dancers,

into the night, knocking over bicycles chained

to bollards, and singing; into my reverie so far

in which we sit again drinking under the wooden ape

 

Almost human it grins at us both with more teeth

than the accordion it fumbles. This is all times

becoming a new time which is a now time

becoming all, a swoon through cracks in the paving

 

where vanished children crouch over hidden play.

Next day, a narrow canal house lips at its reflection;

we stand in front of it to stand for ourselves