Discusión en Familia: Carlos Otto



Discusión en Familia: Carlos Otto

Continuamos con la muestra de Fernando Pessoa, a partir del volumen Discusión en familia, cuidado y traducido por Mario Bojórquez, uno de los mayores especialistas del autor portugués. Este libro pertenece a la Serie Mayor de Círculo de Poesía Ediciones, espacio donde se reunirán los poetas de más intensidad de todos los tiempos. Ahora leemos a Carlos Otto.

 

 

 

 

Carlos Otto o Miguel Otto o Carlos Miguel Otto es el autor del “Tratado de Lucha libre (Método Yvetot)”. Este manual instruye esencialmente sobre la práctica de patadas con giro, lateral, de barrido y las combinaciones resultantes de estas posturas y evoluciones, lo que en karate básico llamaríamos: Mae geri, Mawashi geri, Yoko geri y Ushiro geri y sus evoluciones más complejas como Mikatsuki geri, Nameashi geri, o bien, Ura mawashi geri. Estas fórmulas se repiten en casi todas las artes marciales, por ejemplo en el Taekwondo (donde Tae vale para patada justamente) en el Ap-chagi, Yop-chagi, Huryeo (ésta muy bien consignada en el Método Yvetot), o la Dwi-chagi y la Dollyo-chagi; y que quizá han encontrado su mejor definición en las patadas de capoeira como la del Vôo de morcego, Chapeu de couro, Macaco o Media lua pulada. En cuanto a Yvetot, Louis François Georges Yvetot, Georges Yvetot, fue un tipógrafo anarquista francés (París, 1868-1942) que participó en los principales movimientos sindicalistas de principios del siglo XX en Francia, en las redadas policiacas de su tiempo se caracterizó por la violencia y agresividad con que rechazaba la represión del Estado llegando a alcanzar el apodo de “El Bulldog”. En contraste a la fama pública que alcanzó como golpeador de policías (organizó la internacional antimilitarista y firmó el manifiesto “Paz ahora”), su pensamiento revolucionario se centraba en una educación infantil y juvenil revolucionaria sin dogmas y fue un activista antimilitarista y pacifista: “Formar inteligencias fuera de todos los dogmas, enseñarles a vivir, hacerles amar la libertad, desarrollar su amor a la independencia, secundar sus iniciativas, ayudar sus aptitudes. Ése es el programa educativo al que me gustaría poder acercarme”. Carlos Otto trabajó en la Empresa Ibis de Fernando Pessoa como traductor y autor de cuentos y poemas.

 

Mario Bojórquez

 

 

 

 

 

Tratado de lucha libre

Método Yvetot

 

Parte I —Golpes simples— ataque y defensa.

Parte II —Golpes combinados— ataque y defensa.

 

Método Yvetot.

frontispicio: foto de Yvetot.

pág. 1. foto. de Carlos Otto.

fotog[rafías] ilustrando la obra: Carlos Otto y Georges Barrère.

 

Luchar.

3 maneras en que se puede aplicar una rastrera de barrido.

(1) Hacia abajo, cerca del pie.

(2) al medio (panza) de la pierna.

(3) al [medio] opuesto a la rodilla.

 

Notas

(1) debe haber cuidado en aplicar, ya que es muy fácil de defender —a saber: elevar el pie del oponente, pero pasando por debajo el golpe, en falso.

 

Hay 3 modos de defenderse de una rastrera de barrido: —

(1) levantando la pierna para que la pierna del oponente pase en falso en el barrido.

(2) resistiendo a la rastrera (después se dirán los métodos).

(3) ayudándola en apariencia, pero, como en el j[iu]—j[itsu], sirviéndose de ella para defenderse de ella.

 

3 géneros de golpe de pierna: —

(1) la rastrera de barrido, e[sto] es golpear con la pierna para hacer caer.

(2) la prisión (llamada, inferior) que con el impulso de los brazos hace caer.

(3) la rastrera fija, mezcla de “prisión inferior” y de rastrera propiamente dicha, consistiendo en, con la pierna, prender en gancho, etc. ayudando con el movimiento abatidor de los brazos (en la prisión inferior no se da esta ayuda, pues la pierna está fija, y en la rastrera simple, el adversario es arrojado al suelo simplemente, por la acción de la pierna, y no con los brazos.)

 

La rastrera de barrido puede ser:

(1) frontal (anterior —dada en la parte delantera de la pierna).

(2) lateral, [dada] en el lado.

(3) posterior [dada] en la parte de atrás.

 

Con el pie se emplean 3 golpes

(1) el puntapié.

(2) la patada (incluida la “coz” o trasera).

(3) a (…) (comprendida la rastrera de barrido).

 

La rastrera de barrido puede ser aplicada de:

(1) desde fuera hacia adentro.

(2) desde dentro hacia fuera.

(3) (…)

 

Cualquier golpe en la lucha tiene por fin

(1) herir, agredir al adversario.

(2) repeler al adversario.

(3) dominar al adversario.

 

E[jemplo] g[rafía] con el pie

(1) el puntapié.

(2) la patada.

(3) la rastrera de barrido.

 

En el primer caso, que tanto puede ser atacando como en defensa propia, está el fin de maltratar al adversario. En el segundo caso también se maltrata pero ahí el fin es evitar, maltratándolo, que él nos maltrate. El primero es propiamente un ataque, aunque se emplea como defensa; el segundo es propiamente un método de defensa, aunque lo usemos para atacar. En el tercer caso se trata de defenderse impidiendo al adversario hacer el mal, sin hacerle ninguno, o, atacándolo, colocarlo de modo que él no se pueda defender, sin propiamente, en ambos casos, tener el propósito de maltratar de cualquier manera.

 

--