Poesía mexicana: Gerardo Beltrán



Presentamos algunos textos del poeta, traductor y profesor de Traducción Literaria en el Instituto de Estudios Ibéricos e Iberoamericanos de la Universidad de Varsovia Gerardo Beltrán (Ciudad de México, 1958). Entre su poemarios se encuentran La vida no pasa en vano por Moras (Prisma, México, 1988), Breve paisaje con sombras (Wydawnictwo Małe, Varsovia, 1996 –ed. bilingüe español/polaco), Con el imán de la memoria y otros poemas (Fondo de Cultura Económica, México, 2004 y 2015), Los charqueros (Edelvives, Madrid, 2010) y A la velocidad de la luz (Czuły Barbarzyńca, Varsovia, 2013 –ed. bilingüe español/polaco). Ha traducido a autores como Wisława Szymborska, Tadeusz Różewicz y Julia Fiedorczuk, entre muchos otros. Es miembro honorario de la Sociedad de Escritores Polacos, así como miembro del PEN lituano, de la Asociación de Traductores Literarios de Lituania, de la Sociedad Polaca de Estudios Yídish y de ASLE (Association for the Study of Language and the Environment. Fue miembro de la emisión 2014 del Sistema Nacional de Creadores de Arte de México en el área de traducción.

 

 

 

 

 

 

 

BREVE PAISAJE CON SOMBRAS                  

 

 

Por la ciudad aún sin nombres

vagan las sombras

y los nombres de las sombras.

 

Vieja ciudad,

ciudad de piedra,

de hiedra sobre la piedra,

dura hiedra.

 

Ciudad de luz

sin luz.

Hoja dorada

tirada.

Cruz

sobre cruz.

 

Por la ciudad,

en la penumbra,

busco la sombra

del nombre

que me alumbra.

 

 

 

 

 

 

 

LAS MUJERES DE ALKMAAR

       

 

Las mujeres de Alkmaar

nacen en Alkmaar,

dan en Alkmaar sus primeros pasos,

poco a poco en su aliento se imprimen los nombres de Alkmaar,

crecen, aprenden, florecen en Alkmaar,

en Alkmaar lloran y sangran.

También en Alkmaar se enamoran:

la primera vez,

la segunda,

la tercera.

Bailan, estudian, trabajan en Alkmaar.

En Alkmaar se casan

con un hombre de Alkmaar

(su viaje de bodas al mar

no lejos de Alkmaar).

En Alkmaar sus cuerpos adquieren las formas futuras de Alkmaar.

En Alkmaar son madres:

cuidan, educan, alimentan

mientras Alkmaar refleja las líneas de sus rostros.

También allí, en Alkmaar,

las mujeres de Alkmaar se hacen ciertas preguntas,

tienen ciertos deseos:

gozan, se arrepienten, se torturan, se rebelan

y arrastran consigo las sombras de Alkmaar.

Un día sus hijas, mujeres de Alkmaar,

las hacen abuelas

de otras mujeres de Alkmaar,

que entre sueños escuchan historias

de lo que alguna vez fue Alkmaar.

Allí, en Alkmaar,

las mujeres ven morir a la gente de Alkmaar que han amado

y en Alkmaar mueren ellas mismas

para ser enterradas

en el viejo cementerio de Alkmaar.

 

Y quizá tengan razón,

porque en el fondo

la tierra de Alkmaar es

como en cualquier otro lado.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL DÍA QUE LA SEÑORITA K PENSÓ QUE LA MAGIA ERA EL SOMBRERO:

 

 

1

 

Tu poesía, me dijo,

no es más que un truco

de seducción

barato.

 

Con ese conjuro

me quitó la voz.

 

 

 

2

 

Ese día,

la magia se confundió con el sombrero,

del que no brotaron más palomas,

ni globos,

ni pañuelos.

 

Ese día,

aunque nadie se dio cuenta,

desapareció el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL DÍA QUE LA SEÑORITA K ATROPELLÓ MI POESÍA:

 

 

1

 

Tu poesía, me dijo,

no es más que una línea

sinuosa

sobre el pavimento.

 

A esa velocidad

le pasó por encima.

 

 

 

2

 

Ese día,

no hubo tormentas de fuego,

ni diluvios,

ni más guerras.

Ni siquiera un comentario en las noticias.

 

Fue simplemente un homicidio imprudencial

por parte de la víctima.

La eternidad habría sido

una pena excesiva:

 

La señorita K salió libre bajo fianza.

A mi poesía, gato sinuoso y descuidado,

le quedan ocho vidas por delante.

 

 

 

 

 

 

DEMOCRACIA

 

 

El encuentro de dos mundos

en tu cuello.

 

La conquista y conversión

de tus hombros paganos.

 

La revuelta de tus brazos,

de tu espalda,

tus caderas.

 

El gobierno de tus piernas

alternativamente

cruzadas.

 

La fundación de una república en tu ombligo,

sobre las ruinas de los templos antiguos.

 

La intercomunicabilidad de las regiones de tu cuerpo

y sus espacios cívicos,

patrióticos,

heroicos.

 

¿Qué pueden saber de esto los científicos sociales?

¿Qué pueden decir los profesores?

 

 

La verdadera democracia está en tus pechos

simétricos y erectos,

 

uno a la izquierda

y otro a la derecha

 

del triángulo ideológico

y perfecto

de tu sexo

 

políticamente

correcto.

 

 

 

 

 

 

DEMOSTRACIÓN

 

 

Las cosas son perfectamente

lo que son

(dijo un poeta con alas

y nombre de ave de rapiña).

Siempre,

menos cuando no

(agregaría otro sabio

de oficio adecuado a su apellido).

 

Por eso los cisnes son siempre

perfectamente cisnes

–cuando no son buitres–,

y blancos

siempre que no son

negros

o de cualquier otro

color.

 

Y por eso tú siempre serás tú

perfectamente

–cuando no seas otra–,

y mía

siempre que no seas

de otro

o, cuando menos,

no mía.

 

Quod erat demonstrandum.

 

 

 

 

 

 

 

DESNUDA Y ÓSEAMENTE COMO SI NADA

 

 

Yo sólo por aquí,

desprevenidamente,

y tú por ahí como si nada

paseándote con esa tu osamenta,

no de osa

sino de enormemente alevosa,

sinuosa,

majestuosa.

 

Paseando por ahí

todos tus huesos

de alguna manera desnudos,

o sea –mejor dicho–,

tan vestidos apenas de ti

–pero tan largamente.

 

Paseando tu aparato óseo aquél

tan espléndidamente de hembra

con hambre de hombre,

por sólo expresarlo así,

aliteradamente,

esto es,

alterada pero literalmente,

pues así es como te paseas

y así como se me altera

la lumbre en la sangre.

 

Sea como sea,

temporal, femoral u omopláticamente,

por lo sacro y cadencioso de tu paso,

este breve homenaje a tu esqueleto

y a sus magníficamente situados

alrededores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESPEDIDA DEL MAGO

 

                              para el mago Gelo

                                   (1935-1997)

 

 

Ya sólo queda el humo;

un breve resplandor

y el humo.

 

¿Cuántos espejos traspasaste

antes de dejarnos

sin tu imagen?

 

Ahora lo ves.

Ahora no lo ves.

 

Lágrima tras lágrima te vas,

como por arte de magia,

para llenar los mares de otro mundo.

 

Aquí la piel te quedó chica

Ahora tienes la piel del universo.

 

Nos queda aquella vez que fuiste tigre

o camellito encendido

que provoca una lluvia de monedas.

 

Ya una mujer

se ha convertido en otra más hermosa

que te guarda para siempre en su chistera.

 

Ahora lo ves.

Ahora no lo ves.

 

De tu urna brotarán conejos y palomas,

y sabremos al fin

que todo ha sido un truco.

 

 

 

 

 

 

 

 

CÁLCULO DEFINICIONAL

 

 

He dado a luz

una piedra.

Tan parecida a mí

que nadie puede negar

el parentesco.

 

Piedra, le digo,

y ella me mira

con su mirada de piedra,

mezcla de ternura

e impotencia.

Porque no hay nada más solo

que una piedra sola.

Cuánto, sólo lo sabe el tiempo,

el tiempo,

que es una piedra larga,

la más larga y la más sola.

 

Pero no he dado a luz

al tiempo,

sino una piedra pequeña,

a la medida de mi propia pequeñez.

 

Piedra, le digo,

y ella me responde

con un grito mineral

muy parecido a aquel

que nos define:

a ella como mi piedra,

a mí como su origen.

 

 

 

 

 

 

 

 

A KISS TO BUILD A DREAM ON

(O EL VUELO DE LA GRAVEDAD RESTRINGIDA)

 

                                   Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo

                                                             Arquímedes

 

 

De Arquímedes a Newton

la cosa es sencilla:

 

El beso es una máquina simple

que tiene como objetivo

transmitir una fuerza

 

La gravedad es esa fuerza

que actúa sobre un cuerpo

en el campo gravitatorio

de otro

 

Los efectos son siempre atractivos

–aunque no siempre mutuos–

y de un alcance teórico infinito

 

sin embargo

la fuerza es mayor

si los cuerpos están cerca

uno del otro

 

Lo demás es Louis Armstrong

y por eso

cuando la gravedad es restringida

 

vuela la imaginación

 

 

 

 

 

 

 

ODA A LA Z

 

 

Egipcia

etrusca

fenicia

griega

 

animal

número

letra

 

arma

rasguño

extranjera

7 que gira y gira

 

cisne

su sombra

y su estela

 

resorte

trineo

dragón

 

 

entrada del zaguán

zopilote en picada

mariposa que vuela

con las alas heridas

 

relámpago plegado

N cansada

cola de zorro a la caza

 

zapata que frena

la rueda del mundo

 

lo veloz de la luz

 

 

zaragata del circo de las letras

zumbido del zabro en los trigales

cifra zoantrópica enterrada

en un jardín zooilógico

 

serpiente angular del paraíso

cicatriz de una antigua cirugía

primer signo del zodiaco

 

zigzagueante trayecto de Ulises

perseguido por los vientos

 

origen del cielo y de infierno

extremo de la vida

sonrisa de los muertos

 

zurcido visible de la última herida

zaga del postrer abecedario

y principio de esa noche en que tendremos

mucho

muchísimo

zzzzzzzzzueño

 

 

 

 

 

 

TEORÍA DEL CAOS

 

 

Desde luego no es lo mismo

empezar un poema

con una palabra cualquiera

que con cualquier otra.

 

El poema es un sistema dinámico

muy sensible a cualquier variación

en sus condiciones iniciales.

 

Un pequeño cambio al principio

puede ser el causante

de que el efecto final

resulte totalmente inesperado

 

–aunque sea como sea

habrá que esperar

a que llegue.

 

Pero no hay por qué preocuparse,

pues en todo caso

si no llega el final inesperado

que esperábamos,

 

llegará cualquier otro.

 

 

 

 

 

 

 

¿COMERSE UN CANGREJO BENEFICIA A LA PIEL DE LA NUTRIA?[1]

 

 

Llegó la hora de comer

para la nutria marina.

 

Y también para el cangrejo

(aunque en otro sentido:

contrario, por así decirlo).

 

Los músculos y otros órganos del cangrejo

son hechos pedacitos a mordidas,

descompuestos en el aparato digestivo

y finalmente absorbidos por el organismo de la nutria

en forma de pequeñas partículas.

 

(Precisamente en esto

consiste el proceso de alimentación animal:

obtención,

descomposición

y absorción del alimento).

 

A la piel de la nutria

eso le hace muy bien.

 

Al cangrejo un poco menos

(aunque seguro que tiene

beneficios secundarios).

 

Y la estrella del momento

se ve maravillosa

en ese abrigo

al que el resto de la nutria

le sale sobrando.

 

 

 

 

 

 

 

PERCEPCIÓN DE QUÓRUM

 

 

Cuando compartíamos bacterias

todo era más fácil

 

dices

 

ahora que sólo tenemos las palabas

estamos perdidos

 

Y tienes razón:

 

no hay quorum sensing

y cada uno va por su lado

 

Las bacterias saben lo que hacen

nosotros no

 

 

 

 

* * *

 

 

 

Tanto tiempo preparándome

para escribir buena poesía de juventud

que se me fue la juventud

 

Ahora me preparo

para escribir buena poesía de madurez

 

El riesgo es grande

 

 

 

 

 

NOTA

[1]Campbell Biology. Tenth Edition(segunda edición polaca, Rebis, Poznań, 2016, p. 892).