L.A. Poets: Will Alexander



L.A. Poets: Will Alexander

En el marco del dossier L.A. Poets, coordinado por el poeta Anthony Seidman, presentamos un poema de Will Alexander, considerado una leyenda del circuito poético de Los Ángeles. Influenciado por el surrealismo francófono y latinoamericano, al igual que por varios poetas internacionales. Fusionó sus lecturas de Tchicaya U Tam’si, Aimé Césaire, Octavio Paz, Jean-Joseph Rabearivelo con la de poetas norteamericanos como Bob Kaufman, Lamantia y Leroi Jones, anmalgamándolos en un léxico y una poética salvajemente únicos. Recientemente ha recibido la debida celebración y elogio por su obra. Orgullosamente nacido y criado en Los Ángeles, ha sido poeta residente en el centro Beyond Baroque Literary Arts en Venice, California, durante los últimos años. La versión del poema corre está a cargo del poeta mexicano Gustavo Osorio de Ita.

 

 

 

Above the Human Nerve Domain

 

To unlock predisposives in carbon   

to cancel sleep as pyretical drachma   

not as transaxial summa

or intense aboriginal invasive

but as promenade

as forgery by craft

as soiled apparitional anagram

 

yes

as a dark stochastic wheat drained of its magic as drift   

being boundary

being hellish invention as grasp

 

I am thinking of aroused electrical blockage   

of human monsoon killing as treaty

as breach

as strangled impulse by identity

 

I mean

the psychic root which is stained by dialectical illness   

by the thought contained in black ozonal mirrors

where general slaughter is reflected

where the mind impels its wits by bleak molecular isolation   

by stunted mangrove withdrawal

by absence from the life of euphoric solar trees

 

such prone negation

imploded from the realms of a suicide foundry   

of broken wisdom as diamond

it is an eon of fallen snow in a well

an injudicious barrier gone awry

the ingrained Eurocentric example

of the hatred of the darker integument

with its combative belligerence against the core   

of volational mystery

 

so what concerns me

is a yoga which implodes the sun   

which compounds its runics   

the body then electric

like a stunning sapphire serpent   

with the arc of its cells

alive as interior alter species   

as an eye of analogical waters

 

no longer of ennui

of the praxis of perfidious helium atrocity   

extended by the vapour of betrayal

by the dazed imperceptives in the molecules

 

here

in such preternatural enclave

I swim in the murmur of sun dogs   

of kindled potentate spasms

like interior distillation

from Moorish pre-Copernica

 

as if

at the height of Kemetic day

there existed the dauntless sphinxian geometries   

those pre-existent personas of lightning

no longer of the form of gravity as bastion   

of lingering ammonia in the genes

 

but of absent chemical flaw

the body becoming

the magic flight of a transmuted corium   

of the bell of a bloodless liminal amber

 

 

 

 

Por encima del dominio del nervio humano

 

Para desbloquear predisposiciones en carbono

para cancelar el sueño como dracma pirética

no como suma transaxial

o intensa invasiva aborigen 

sino como paseo

como falsificación artesanal

como anagrama de sucia aparición 

 

como un oscuro trigo estocástico drenado de su magia como deriva

siendo frontera

siendo invento infernal como agarre

 

estoy pensando en un azuzado bloqueo eléctrico 

del monzón humano el matar como tratado

como incumplimiento

como impulso estrangulado por la identidad

 

quiero decir

la raíz psíquica que está manchada por la enfermedad dialéctica

por el pensamiento contenido en negros espejos ozonales 

donde se refleja la matanza general

donde la mente impulsa su ingenio mediante un sombrío aislamiento molecular

mediante la retirada de manglares atrofiados

mediante la ausencia de la vida de los eufóricos árboles solares 

 

tal negación tan propensa

haciendo implosión desde los reinos de una forja suicida

de sabiduría rota como diamante

es un eón de nieve caída en un pozo

una penetrante barrera torcida

el arraigado ejemplo eurocéntrico 

del odio al tegumento más oscuro

con su combativa beligerancia contra el núcleo

de vocacional misterio 

 

entonces lo que me preocupa

es un yoga que implosiona al sol

que agrava sus runas

el cuerpo entonces eléctrico

como una impresionante serpiente de zafiro

con el arco de sus celdas

vivo como alternantes especies interiores

como un ojo de aguas analógicas

 

ya no más del tedio

de la praxis de la pérfida atrocidad del helio

extendida por el vapor de la traición

por las aturdidas impercepciones en las moléculas

 

aquí

en un enclave tan prenatural

nado en el murmullo de los perros de sol

de potentes espasmos encendidos

como destilación interior

de la pre-Copérnica de los Moros

 

como si

a la altura del día kemetico 

allí existiesen las intrépidas geometrías de las esfinges

aquellas personas preexistentes de rayos

ya sin la forma de la gravedad como bastión

de la persistencia del amoniaco en los genes

 

sino de la ausencia de una falla química

el cuerpo volviéndose

el vuelo mágico de un corium transmutado

de la campana de un ámbar liminal sin sangre alguna

 

--