Oración abenaki al Gran Espíritu



El poeta Audomaro Hidalgo ha recuperado un poema de espiritualidad ancestral, en otra suerte de homenaje a los indios americanos. Nos explica que “Los indios abenaki se consideraban hijos del Gran Espíritu, a quien veneraban. Su nombre viene de las palabras waban (luz) y a´ki (Tierra), y significa “los que viven cara al sol”. Habitaban en el territorio que conocemos como Nueva Inglaterra, pero su asentamiento más importante fue en lo que hoy es Quebec”. El poema fue leído en una revista católica francesa de tiraje pequeñísimo.

 

 

 

 

 

 

¡Oh, Gran Espíritu!

Cuya voz escuchamos en el viento

Que con un soplo animas el universo

Escúchame

Soy tu hijo pequeño y débil

Necesito tu ayuda

Y tu sabiduría

Que estén atentos a tu voz mis oídos

Que mis ojos contemplen para siempre

El oro del crepúsculo

Que mis manos veneren tu creación

Hazme sabio para que aprenda

Lo que has enseñado a mi pueblo

La lección escondida en cada hoja

Bajo las piedras

Te pido fortaleza

No de ser superior a mis hermanos

Sino de combatir a mi enemigo:

Yo mismo

Haz que siempre esté dispuesto a ir hacia ti

Sin mácula en las manos, límpida la mirada

Cuando mi vida se apague como el crepúsculo

Que mi alma vaya hacia ti con confianza

 

 

 

 

 

 

O grand Esprit !

Dont la voix se fait entendre dans le vent

Et qui, d´un souffle, anime tout l´univers

Ecoute-moi

Je suis un de tes enfants, petit et faible

J´ai besoin de ton aide et de ta sagesse

Que mes oreilles soient attentives à ta voix

Que mes yeux contemplent à jamais

La splendeur d´un soleil couchant

Que mes mains respectent ta création

Rends-moi sage afin que j´apprenne

Ce que tu as enseigné à mon peuple

La lecon cachée en chaque feuille

Sous chaque rocher

Je demande la force

Non d´etre supérieur à mes frères

Mais de combattre mon plus grand ennemi

Moi-même

Fais que je sois toujours prêt à venir à toi

Les mains sans tache, le regard limpide

Quand ma vie s´éteindra comme un soleil couchant

Je veux que mon âme puisse aller vers toi avec confiance