Poesía africana: Veronique Tadjo



Leandro Calle construye una serie de poesía africana de expresión francesa. Leemos la poeta marfileña Véronique Tadjo (París, 1955). Creció en Abiyán, Côte d’Ivoire (Costa de Marfil). Es poeta, novelista e ilustradora. Estudió Literatura en la Universidad de Abiyán y completó su formación con un doctorado en Literatura y Cultura afroamericanas, cursado en La Sorbona (París). Una beca Fulbright le permitió proseguir sus estudios en Washington, tras lo cual regresó a su país, donde ejerció la docencia durante varios años en la Universidad Nacional de Côte d’Ivoire. En 1984, Tadjo publicó su primera obra, un libro de poemas Latérite. Siguieron varias novelas, Le Royaume aveugle(1991), A vol d’oiseau (1992) y Champs de bataille et d’amour (1999). En 2005 recibió el Gran Premio Literario de África Negra. En 1998, participó en el proyecto Ruanda, escribir por deber de memoria, lanzado por el escritor y periodista Nocky Djedanoum con la finalidad de romper el silencio de los intelectuales africanos en torno al genocidio de Ruanda de 1994. De la estancia de Véronique Tadjo en el país surgió la novela La sombra de Imana. Los poemas seleccionados pertenecen al libro Latérite de 1984.

 

 

 

 

Chante-moi
l’histoire
de l’homme-labeur
sa sueur brulante
et la terre trop rouge
parle-moi
de la femme aux seins lourds
et au ventre-calebasse
dans la fournaise intense
d’une nuit sans demain
enseigne-moi
les livres fermés
et les mains tendues
les espoirs bloqués
dans l’oubli sombre
d’une ville trop fardée.

 

 

 

 

Canta para mi
la historia
del hombre labriego
su sudor ardiente
y la tierra demasiado roja
háblame
de la mujer de senos cargados
y de vientre-calabaza
en la hoguera intensa
de una noche sin mañana
enséñame
los libros clausurados
y las manos tendidas
las esperanzas sitiadas
en el oscuro olvido
de una ciudad demasiado maquillada.

 

 

 

 

 

Vous les fouilleurs de poubelles
les infirmes
aux moignons crasseux
les borgnes
les hommes rampants
vous les maraudeurs
les gamins des taudis
je vous salue.

 

 

 

 

A los que buscan en la basura
los inválidos
de muñones mugrientos
a los tuertos
los arrastrados
los merodeadores
los chicos del tugurio
a ustedes, los saludo.

 

 

 

 

 

Quel fardeau portez-vous
en ce monde immonde
plus lourd que la ville
qui meurt de ses plaies ?
Quelle puissance
vous lie à cette terre frigide
qui n’enfante des jumeaux
que pour les séparer ?
Qui n’élève des buildings
que pour vous écraser
sous les tonnes de béton
et d’asphalte fumant ?

 

 

 

 

 

¿Qué carga soportan
en este mundo inmundo
más pesado que la ciudad
que fenece de sus plagas ?
¿Qué poder
los ata a esta tierra frígida
que hace nacer gemelos
para luego separarlos
que levanta edificios
para que caigan sobre ustedes,
toneladas de cemento
y de asfalto humeante?

 

 

 

 

 

Vous les mangeurs
de restes
les sans-logis
les sans-abri
quel regard portez-vous
sur l’horizon en feu ?

 

 

 

 

Ustedes, los que revuelven
la basura
los sin casa
los sin abrigo
¿qué mirada ostentan
sobre el horizonte que arde?

 

 

 

 

C’est ici que je veux
m’allonger
et puiser ma beauté
c’est à côté du mont
et sous cette terre rouge
que je veux retrouver
les secrets enterrés.

 

 

 

 

Es aquí donde quiero
echarme
y extraer mi belleza
Es al costado del monte
y bajo esta tierra roja
en donde quiero reencontrar
los secretos enterrados.

 

 

 

 

Il est entré
sans frapper
par la porte de derrière
dans une maison volée
nous irons
tout l’hivernage.

 

 

 

Entró
sin golpear
por la puerta de atrás
Vamos a estar
todo el invierno
en una casa robada.

 

 

 

 

Il faut que tu reviennes
de cette longue chevauchée
de cet exil sans fin
au plus profond de toi
viens boire à chaque bouche
la clameur de ton peuple
tu as trop d’espoirs
à féconder
trop de chaînes a éclater.

 

 

 

 

Es necesario que vuelvas
de esa larga cabalgata
de ese exilio sin fin
a lo más profundo de ti
Ven a beber de cada boca
el clamor de tu pueblo
Hay demasiadas esperanzas
para fecundar
y muchas cadenas que romper.

 

 

 

 

J’ai senti
le désespoir
changer de cap
et l’envie ressurgir
comme un plongeon
immense
dans la mer tourmentée
j’ai senti
le soleil
ramener ma tendresse
et sous la fraîcheur des arcades
j’ai revu la maison
où je suis née.

 

 

 

 

Sentí
la desesperación
el cambio de rumbo
y las ganas de resurgir
como en un chapuzón
inmenso
en el mar revuelto
Sentí
el sol
que me traía de nuevo
la ternura
y bajo la frescura de las arcadas
volví a ver la casa
donde yo nací.

 

 

 

 

Va au-devant du temps
et fais-lui tes adieux
si tu veux connaître
ton âme
il faut rallier
aux dieux.

 

 

 

Ve por delante del tiempo
y hazle saber tu adiós
Si quieres conocer
tu alma
es necesario
reunirse con los dioses.