Diccionario Maulpoix de Poesía: Boca-oreja



El poeta y crítico francés Jean Michel Maulpoix publicó en 2018, bajo el sello de PUF, el libro Les 100 mots de la poésie. Presentamos, en versión de Alí Calderón, la entrada correspondiente a “Circunstancia”. Se lee en la contraportada del libro: “Imposible de reducir a una definición simple, la poesía puede ser aprehendida a partir de una constelación de palabras que la esclarecen en sus distintas aristas; palabras que son la carne misma del poema. Jean Michel Maulpoix convoca verbos que refieren los gestos de un trabajo, otros que describen los movimientos del cuerpo y del pensamiento, nombres que dan cuenta de una experiencia, bosquejan un espacio, objetos o formas (alejandrino, oda) pero también objetos del alma”. El libro de poemas más reconocido de Maulpoix es Une historie de bleu. Es el teórico de poesía más admirado en la Francia de nuestros días. Su último libro, publicado por éditions corti, es La poésie. A mauvais genre.

 

 

 

 

BOCA-OREJA

 

Esta palabra compuesta, inventada por Paul Valéry, da cuenta de una especie de movimiento en espiral, típico de la poesía: al propio tiempo un habla y una escucha. Escribir poesía es hacer existir una voz que emana desde la “boca de la sombra” o desde “las voces interiores” (Victor Hugo), pero también es un escuchar la lengua y ser todo oídos a su acústica particular.

            Atenta al mundanal ruido y a los latidos del corazón humano, la poesía podría definirse como una voz que escucha. Dice aquello que escucha. La escritura oye al idioma porque en auxilio de ese singular instrumento que es el poema, percibe tan bien los sonidos que el sentido, sensible a la significación de las palabras, atisba en su vieja y larga historia, preocupado de referir lo más secreto y hallar una vía de acceso dolorosa al lenguaje. El poeta no escribe solamente con la mano, escribe también con el oído, en la continuada vacilación entre el sonido y el sentido. La voz del poema es una voz reflexiva, curiosa de sus inflexiones, observante de su capacidad articulatoria.