Poesía mexicana: Samuel Ronzon



Leemos poesia mexicana. Leemos a Samuel Ronzon (Ciudad de México, 1957). Estudió Administración Pública en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Participó en los talleres de creación poética de los poetas Juan Bañuelos y Mario Bohórquez. Coordinó el Taller de Poesía en el Aire transmitido por el Instituto Mexicano de la Radio. Su libro Concierto para un Hombre Solo se editó en la UNAM en su Colección El Ala del Tigre. Poemas suyos han aparecido en diversas publicaciones, entre ellas el volumen Poesía México-Quebec. En 2010 fue invitado al XII Encuentro de Poesía Latina celebrado en Morelia, Mich. y al IV Encuentro Internacional de Poetas en Huari, Perú. Ganó el Premio de Poesía organizado por el Ayuntamiento de Puerto Vallarta, Jal. en 1986, en 2012 los Juegos Florales de San Juan del Río en su categoría “Elogio” y en 2013 el Premio Nacional de Poesía Nezahualcóyotl. Pertenece a la Unión Latinoamericana de Escritores y a la Casa del Poeta Peruano. Su correo electrónico es [email protected]

 

 

 

 

Todo sucede al mismo tiempo es el nombre del poemario de Samuel Ronzón (1957), que ha publicado el Fondo Editorial de la Universidad de Querétaro, en su colección Libro Mayor. Es como si el poeta pidiera la cuenta sin necesidad de explicaciones, desde el horno del corazón, para cerrar un ciclo de vida, sin aspavientos. El poemario se divide en dos partes: la primera se caracteriza por una extensa superficie silenciosa y, en la segunda, el poeta asume el vuelo ilusorio de un ave. Como diría García Lorca, se trata de una poesía amarga, pero viva. Sin duda, se suma a lo que en un momento se llamó la poesía de la experiencia.

 

 

 

 

 

 

MÁS ALLÁ DEL SILENCIO

 
 
No sé si los poetas sean hombres de bien;
ni sé qué poeta quisiera ser.
Uno cuelga nubes en las paredes
por darle sentido a su vida.
Es como un respirar de pájaros
que huyen, quedándose;
reconquista del terreno perdido,
desde la superficie al fondo;
casa por construir.

 
Los poemas huelen a lluvia.
Muestran las partes íntimas,
al decir lo que de otro modo
nunca puede ser dicho.
No necesitan causa ni perdón,
y convierten al ojo en lo mirado.
Cohabitan con oscuros animales
de un horizonte imaginario.
Por lo general, reciben
aplausos invisibles.

 

¿Qué marca de perfume de éxito
habrá utilizado Szymborska?
¿Cómo se curó del mal de ojo?
¿Quién es ese alguien que después
de cada guerra tiene que limpiar
y poner orden a las cosas?

 

 

 

 

CACATÚA NINFA

 
 
Observo su cresta eréctil dentro de mi sueño.
Quizás sea yo como una cacatúa ninfa
por dañar mis cultivos como mi principal temor.
Me despierto pensando en el agua sombría
cuando pende de un hilo la huella de los hombres.
Si pudiera recuperar la luz de mis cosas,
como las cacatúas ninfas que buscan
el claroscuro de los árboles,
siendo aves diurnas.
Yo podría buscar un sitio así
y contar mi verdad, pero igual
que ellas, me quedo atrapado.

 

 

 

 

CANARIOS

 
 
Los canarios son aves de tonos apagados
que podrían emplearse
en el ministerio de todas las tristezas.
Su enfermedad se relaciona con el secreto
de las aves cuando recogen
los vidrios rotos del amanecer.
Quisieran convertirse en un pañuelo
con el que alguien se limpie los besos
que caen del cielo.
No les sorprende que cada segundo
uno de ellos sea enjaulado,
porque al menor descuido escapan.
Yo hubiera podido ser un canario,
pero tuve miedo de las alturas.