Jon Gerediaga

Presentamos, en el marco “Euskal poetak: poetas jóvenes del País Vasco”, una muestra de la poesía de Jon Gerediaga Goitia (Bilbao 1975). Ha desarrollado su labor creativa principalmente en forma de poesía y teatro. Publicó en 2004 el poemario Fitola Balba, Karpuki Tui. Posteriormente publicó Jainkoa Harrapatzeko Tranpa (Trampa para cazar a Dios, 2007), libro con el que obtuvo el Premio nacional de la Crítica y fue finalista del Premio Nacional de Poesía. Ha publicado recientemente el poemario Zentauro-Hankak (Patas de Centauro).

 

 

 

 

 

 

 

Aquel que teme

lleva adentro un páramo sombrío,

y árboles astillados por el viento,

y líquenes, y el ruido de la siete trompetas

rompiendo el cielo y partiéndolo en dos

todos y cada uno de los días.

 

Y más adentro todavía

un bosque húmedo y frondoso

que en silencio le mira y le espera,

y la llama bella de la vida

que tiembla

para atravesar el invierno

 

 

 

 

Beldur den horrek

eremu ospela darama barruan,

eta haizeak ezpalkaturiko zuhaitzak,

eta likenak, eta zazpi tronpeten zarata

egunero-egunero zerua apurtuz

eta erdibituz.

 

Eta barrurago oraindik

baso heze eta arbatsu bat

isilik, berari begira, bere zain,

eta bizitzaren sugar ederraren

dardara

negua zeharkatzeko.

 

 

*

 

Miro al mar

a las luces de la superficie

miro a los bosques de la costa

a las señales del viento

en las copas de los árboles

miro al cielo.

 

Todos me miran.

No hay discusión posible

todo lo que existe me espera.

 

Descansa

en ese futuro cierto

la espuma de mis noches y mis días

como el amor en los juramentos

 

y voy tranquilo, y conforme,

y lo más despacio posible

hacia todas las cosas

y hacia todos los seres

y hacia todos los sitios.

 

 

 

 

Itsasoari begiratzen diot

bere gainazaleko argiei

begiratzen diet kostaldeko basoei

begiratzen diet haizearen

seinaleei adaburuetan

zeruari begiratzen diot.

 

Niri begira daude denak.

Ez dago eztabaidatzerik

den guztia nire zain dago.

 

Atseden hartzen du

nire gau eta egunen aparrak

etorkizun ziur horretan

maiteminak juramentuetan bezala

 

eta lasai noa, eta konforme,

eta ahalik eta geldoen

gauza eta izaki eta leku guztietarantz.

 

 

*

 

 

Estas marcas

son hijas del amor

 

y si un día

arde nuestra paz

en las llamas de la rabia

y las cenizas

sepultan para siempre

nuestro pueblo nebuloso

y triste

 

que se sepa

cuando encuentren

bajo tierra

erosionadas

nuestras piedras

 

que una vez

en la era de los hombres

estas marcas

eran hijas

del amor.

 

 

 

 

Marka hauek

maitasunaren alabak dira

 

eta inoiz

amorruaren garretan

erreko balitz gure bakea

eta errautsek

estaliko balute betiko

gure herri lanbrotsu

eta goibela

 

jakin dezatela

lur azpian

gure harri higatuak

aurkitzean

 

behinola

gizakien aroan

marka hauek

maitasunaren

alabak zirela.

 

 

*

 

 

Mirar a los árboles altos

que van de la tierra hacia el cielo

recorrer muy despacio

el camino que atraviesa por el margen

la ciudad y la historia

para que no me dé caza

ay el mal de la rabia

perdurar

aunque sea pequeño

y marginal

pero firme

solamente atento

a las idas y venidas del ser

como las flores azules

del final del verano

mansas y humildes

y absolutamente vivas.

 

 

 

 

Lurretik zerurantz doazen

zuhaitz garaiei begiratu

astiro-astiro ibili

historia eta hiria bazterretik

zeharkatzen dituen bidetik

amorruaren gaitzak ai

harrapa ez nazan

iraun

sikiera txiki

eta bazterreko

baina tinko

soilik izatearen

joan-etorriei erne

uda amaierako

lore urdinak bezala

nare eta apal

eta zeharo bizirik.

 

 

 

Datos vitales

Jon Gerediaga Goitia (Bilbao 1975). Ha desarrollado su labor creativa principalmente en forma de poesía y teatro. Publicó en 2004 el poemario Fitola Balba, Karpuki Tui. Posteriormente publicó Jainkoa Harrapatzeko Tranpa (Trampa para cazar a Dios, 2007), libro con el que obtuvo el Premio nacional de la Crítica y fue finalista del Premio Nacional de Poesía. Ha publicado recientemente el poemario Zentauro-Hankak (Patas de Centauro). También como dramaturgo es autor de varias obras teatrales estrenadas y representadas en salas y teatros dentro y fuera del País Vasco, y publicadas igualmente en formato libro, entre las cuales destacan 8 Olivetti Poetiko (2001); Mundopolski (2007); Yuri Sam (2007); Au revoir, triunfadoreak (2007); o  Babiloniako Loreak (2009). Es doctor en antropología social y cultural por la Universidad de Deusto y actualmente ejerce como profesor de filosofía en el País Vasco.