Poesía portuguesa del siglo XX: José de Almada Negreiros



Presentamos, en versión del poeta y traductor Mijail Lamas (Culiacán, 1979), dos extraordinarios poemas del polémico escritor y artista visual José de Almada Negreiros (São Tomé e Príncipe, 1893). De Almada Negreiros es uno de los autores fundamentales del Modernismo portugués. Su personalidad ecléctica le permitió explorar diferentes géneros literarios. Fue un poeta original y provocador que exploró en sus obras el desarrollo de la sensibilidad moderna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MOMENTO DE LA POESÍA

 

Si me pongo a trabajar

y escribo o dibujo,

muy pronto me siento cansado

de lo que debo a la eternidad,

y comienzo a empujar hacia adelante el tiempo

y lo empujo, lo empujo a lo bruto

como empuja un retrasado,

hasta que me siento satisfecho;

y el hecho me cansa

de la misma forma que es ilusión de satisfacción.

En cambio, si salgo a pasear por ahí

soy tan inteligente que veo todo lo que no está en mí,

comprendo muy bien lo que no me ofrece respeto,

me siento tan jefe de lo que está  fuera de mí,

doy consejos tan bíblicos a los afligidos

de una aflicción que no es mía,

me doy cuenta perfectamente de lo que

sí pasa fuera de mis murallas

del mismo modo que soy ciego al leerme al espejo,

sinceramente no sé qué

sea mejor,

si estar solo en casa girando la manivela del mundo,

o ir por ahí siendo el rey invisible de lo que no es mío.

 

 

 

LA TORRE DE MARFIL NO ES DE CRISTAL

A João de Barros, por ser quien en la Prensa portuguesa,

habla más de los artistas, algunos de los cuales no saben

lo que es la torre de marfil.  

La torre de marfil no es de cristal

ni de marfil

ni torre

es un sentido de torre precedente de y marfil.

De cristal es la roca transparente

se parte y se deshace

y no miente.

El poeta gusta del cristal transparente

se parte y se deshace en polvo

es transparente

y no miente.

El poeta no quiere mentir.

De cristal (dicen peyorativamente)

no es la certeza porque no mienta

es por ser frágil y partirse.

Más frágil es la torre de marfil

más frágil que el cristal y que el marfil

la más frágil de las torres

donde el poeta sólo

tiene esperanza

esperanza frágil como el poeta

esperanza y poeta más frágiles que la torre de marfil

y la torre de marfil es más frágil que todo alrededor.

¡Y lo que no es frágil es tan firme

que amenaza en no cambiar

y quedar igual para siempre

como fuego que no se apaga

terremoto que no para

inundación que se estanca

tumulto que no se cansa

reposo que no se acaba

dolor que no mata

vida que no muere!

Frágil es la Vida

y sólido todo lo demás

frágil es el hilo que sostiene la vida en el aire

y sólido todo donde se despedaza la vida

si se parte el hilo que la sustenta en el aire.

!Frágil es la esperanza que hace vivir a quién espera!

!El más frágil de los hombres es el poeta

y no envidia a nadie!

!Frágil es la Vida

y más frágil que la vida sólo nosotros

en tanto somos Vida

en tanto la luz nos evita

en cuanto es tanta la luz que damos como la que recibimos

en tanto los átomos de la muerte no descubren su nuevo camino en nuestra concavidad

en tanto no seamos la misma muerte en vida!

Frágil es todo lo que resiste a la muerte

y sólido y firme todo lo que resiste a la vida

todo lo que la vida enfrenta de pequeño sin salida

todo lo que pierde transparencia

todo lo que miente para aferrarse a la existencia

todo lo que se torna opaco, inerte y resistente

como los mares y los continentes

y las montañas en la geografía.

La montaña no se mueve,

no es ágil, se impone, es imponente.

La agilidad es lo que la traspasa.

¡Agilidad, agilidad, alma de los frágiles!

¡La montaña no se puede ver a sí misma

ni siquiera reflejada en el mar!

El ser ágil la cruza en todos los sentidos

y sabe de la montaña lo que la montaña ignora

el volumen de su entereza

y la capacidad de su constancia.

De la montaña sólo forma parte la montaña

y lo ángeles que la cruzan son hijos de la fragilidad.

¡Fragilidad, madre de la agilidad y de Ícaro

arrojado de las alturas sobre la montaña

por haber ido más alto que ella!

La fragilidad es sólo fragilidad

o también es consistencia:

primero hizo a los cobardes y enanos

después a los gigantes y a los héroes.

La conciencia de la fragilidad

se llama torre de marfil.

¡No es de marfil ni torre

es la salud de los frágiles

es la fuerza de los frágiles completos

y el dominio del poeta

dominio de un solo vasallo

dominio de un solo señor

no es para huir de la vida

en contra del partido del mundo

es para tomar partido por cada uno

en contra el partido de todos

es para cantar a cada uno

es para ser poeta

es para ser del Arte

donde cada uno vale más que todos

vale más cada uno que forma parte de la vida

y cada uno que forma parte del mundo

vale más la vida que el mundo

vale más la vida que la existencia!