Poesía norteamericana: Nicole Steiner



Poesía norteamericana: Nicole Steiner

Presentamos, en versión de Nieves García Prados, algunos textos de la poeta norteamericana Nicole Steiner. Nació en Colorado. Se ha revelado como una voz densa y de gran madurez. Estos son sus primeros poemas traducidos al español. Steiner, nacida en Colorado, ha escrito también relatos cortos y canciones. En el mundo académico, planea dedicarse a la enseñanza. En la actualidad, investiga las relaciones entre la linguística y la poesía, como revelan los poemas que presentamos a continuación.

 

 

 

Orange peel:

 

Unripened citrus planet,                     how should I unwrap you?

When I incise with curved nail,         I ask that you put on a nakedness for me.

I dismantle your skin, I          extract you from your mantle, as if it’s in my palms you spin.

What isyour shape?    Your unflat form        stripped of third          dimension, made 2D

on a page. Is itwrong of me to           tear, to twist,               to shorten your limbs,

Widen your hips         for my benefit?           How do I map            you— properly unwrap you?

(This Goode               homolosine                 is but one                    of many inaccuracies.)

 

 

 

 

 

Piel de naranja:

 

Planeta de cítricos inmaduros,                                   ¿cómo debería pelarte?

Cuando uso un clavo doblado,                      te pido que te desnudes para mí.

Desmonto tu piel,       te despojo de tu manto, como si ella se deslizara en las palmas de mis manos.

¿Cuál estu forma?      Tu curva forma           privada de tercera       dimensión, hecha en 2D.

en una página ¿Está    mal que yo                  desgarre, tuerza,         acorte tus extremidades,

ensanchando tus caderas        para mi propio beneficio?       ¿Cómo hago de ti un mapa? —¿cómo pelartede forma apropiada?

(Esta               Buena            similitud          en cambio es una        de las muchas imprecisiones.)

 

 

 

 

 

Road maps

 

These are the places designated to other places,

Where we only go so that we may go elsewhere.

 

The locales of velocity, goingness, and turnover;

a distraction of spider-legs between the suburban abdomens

 

and each urban cephalothorax; like unblinking eyes,

nonuplets of skyscrapers stare back at their makers.

 

(Is a road a place from which or to which one goes?) Make good time, make

good timeon the twitching legs of asphalt, gravel, pavement. A harry of cars.

 

Like vagrant organs, we flock and flee. Blue shields guard the thin places

On which we jitter along, those sevenfold elbows and knees.

 

Bypass the side-streets, the streams. For only some places are really places.

Ignore the fleshless rot of pigment, resin and solvent. And yet,

 

Underneath the legs we pin, there are miles and miles of tired and retired ground,

 devolved from a frontier of locations to a formality of locomotion. We run

 

 bloodless and hydraulic on the streets, scraping and replacing its knees

for our needs. Untilthe punctured limbs contract, and curl up like dead ends.

 

 

 

 

 

Mapas de carreteras

 

Estos son los lugares que conducen a otros lugares,

a los quesólo vamos para llegar a otra parte.

 

Los sitios de la velocidad, marcha y rotación;

una confusión de patas de araña entre los abdómenes suburbanos

 

y cada cefalotórax urbano; como ojos que no parpadean,

múltiples rascacielos miran a sus creadores.

 

(¿Es un camino un lugar de partida o de llegada?) Que sea leve, que

sea levesobre las retorcidas patas del asfalto, la grava, el pavimento. Un atascode automóviles.

 

Como órganos errantes, nos reunimos y huimos. Escudos azules custodian los lugares estrechos en los que nos movemos, aquellos codos y rodillas multiplicados por siete.

 

Evita las calles laterales, los arroyos. Porque solo algunos lugares son realmente lugares.

Ignora la descarnada podredumbre del pigmento, la resina y el disolvente. Y todavía,

 

bajo las piernas que sujetamos, hay millas y millas de tierra cansada y retirada,

 que cruzó desde una frontera a la formalidad de la locomoción. Nosotros corremos

 

 hidráulicos y desangrados en las calles, quemando y regenerandosus rodillas.

para nuestro propio interés. Hasta que las extremidades punzadas se contraen y se retuercen como callejones sin salida.

 

 

 

 

 

--