Poesía chilena: Yanko González



Presentamos una muestra del destacado poeta chileno Yanko González que pertenece a su nueva antología Objetivo general, publicada en la editorial Lumen. La contraportada del libro dice:

“A principios de los noventa, Yanko González trazaba las primeras líneas de una poesía que dejaría grabada a fuego su marca en la escena literaria nacional y latinoamericana. Con él, aparecía en Chile una voz -una mixtura de voces, más bien- insólita, sugestiva, tan extraña como entrañable. “Más lejos no se puede llegar en la oxigenación de la poesía por el habla”, diría a propósito de esos primeros poemas el crítico Niall Binns. Treinta años después, Objetivo general reúne buena parte de la obra poética de González. Abre con Elábuga, poderoso libro en torno a los suicidios -del cual en 2011 el autor ofreció un anticipo de acotada circulación-, sigue con una amplia selección de Alto Volta (Premio de la Crítica, 2008) y Metales Pesados, sus libros señeros y, como cierre y punto de fuga, entrega un adelanto de Torpedos, su obra poético-visual en curso. Este libro invita a conocer o reconocer una escritura irrepetible donde las voces de la calle, la juventud y sus tribus, la tradición literaria, el amor y la academia se entreveran alucinantemente en una poesía que es pensamiento y música, observación e imagen de alto voltaje.”

 

 

 

 

Casa della Palma

 

Te gustan los libros

Y los nudos

Porque puedes cerrarlos cuando quieres.

 

Y los techos y los postes y los puentes

Porque sabes que terminan en tu cuello.

 

Sostienes a la inversa todo lo que cae

Para los que inhalan y para los que exhalan

En esta gravedad probable.

 

Antes tenías ideas.

Ahora sólo tienes memoria.

 

 

 

 

[u. zürn]  

 

Al llegar a casa, la ropa que uno cuelga

Puede escuchar tus canciones

Si uno sabe ordenarla

 

Porque una pequeña parte de lo que fuiste

En el día, ahora flota libre

Bajo una bufanda

 

Has llegado a casa y desplegadas

Ya pueden oírte tu camisa

Tu abrigo, una falda

 

Entonces, entonas una melodía

Una estrofa suelta que hace falta

Para saber cómo te arrojarás de ti

Mañana

 

 

 

 

[robert & jules]

 

La vida, breve y aun así

Nos aburrimos.

 

Pido unas tijeras que corten

Una ventana que abra

Una viga que sirva

 

La cuerda que tensa no es una cuerda

Es una tilde sobre la cabeza

 

Así te enteras que fuiste una grave

Y no una aguda terminada en Ese

Y la gente que sufre

No tiene por qué ser buena.

 

La vida, breve

Y aun así nos aburrimos.

 

Dejar los brazos cansados de su gesto

En juego obligado con la boca

Y las rodillas recordando su genuflexión.

 

Piensa luz y anota sombra:

Qué es una vida si la miras

Qué es un sombrero si no te queda.

 

 

 

 

[1999-2011]

 

Querido Leopold lee esto muy, muy despacio

Y créeme que no tengo otra forma de decirlo.

 

Si hasta aquí has leído de prisa

Te pido vuelvas a comenzar de nuevo.

 

No me atrevo a pulsar tu número

Y quemar el poco aliento que nos queda.

 

No seré quien arriba, no seré quien parte

Para quedar en la mitad y vacía.

 

No te apresures, no te fíes de mi brevedad

Porque este día pardo terminará en el mismo día pardo

Que persistirá inmutable en otro día pardo.

 

Querido mío, hoy a las cuatro y treinta de la madrugada

Nuestro hijo nos dejó. Sus ojos ya no muestran ni sienten dolor.

 

Perdóname. He perdido un cuerpo para llegar

Y he perdido un cuerpo para regresar.

 

 

 

 

[flora kozmutza]

 

El invierno se comió el corazón de attila józsef

Porque cayó más lluvia de la que fui capaz de beber

Meses y meses leyendo una página de bustriazo ortiz

Pensando que la he escrito yo. Alguien habla por mí.

 

Alguien habla por él. Cuando la nieve nos deje salir

Qué pedirás. La casa vacía, como estaba ayer.

 

 

 

 

pessoa

 

la belleza es griega. pero la conciencia de que sea griega es chilena.

nada es, todo se otrea.

 

 

 

 

gremio

 

por claudio b., carles feixa & leo piña

 

Fui donde Morgan y le dije:

dame este retrato mío que tienes en la cabeza.

No te enojes -me dijo-

ya te lo doy.

Se abrió la testa y me lo dio.

Después fui donde Taylor :

Edward ese retrato mío que tienes en la cabeza

dámelo

Estás enfermo –dijo-

Me impacienté le di un palo

le abrí el cráneo y saqué mi retrato.

 

Boas escuchó el grito y vino corriendo:

pero hijo mío ¿qué has hecho?

Cayó otra víctima

Se lo abrí y saqué mi retrato.

 

Me visitó la Mead:

Maggie dame ese retrato mío que tienes en la cabeza.

Se abrió el cráneo y me lo dio.

Busqué a Ruth  y mudo

le partí el cráneo con un fierro

le saqué mi fotografía blasfemando

Con el cráneo abierto

Como abierta le dejé la puerta de su casa.

 

(Se me cruzó Evans

Con su mismo rifle le destapé los sesos usurpándole mi imagen)

 

Volví y estaban todos almorzando

 

Claude L. S. y el Polaco

Se levantaron y sin siquiera saludarme

se abrieron sendos cráneos y me dieron el retrato

haciéndome una venia.

 

Partí  a donde  todos mis “amigos”.

 

Se había corrido la voz y no tuve ningún inconveniente

Me saludaban amablemente

Mientras con la otra mano me daban mi retrato

Yo les decía al mismo tiempo “gracias”

Y les cerraba su cráneo con deferencia.

 

Al séptimo día me fui a Ninguna Parte

Con mi bolso de cuero y lana repleto de fotografías

Me empiné como pude

Y las puse sobre una nube que pasaba y les prendí fuego.

 

Volví de una carrera

Los busqué uno por uno

 

Pero allí estaban todos

 

Con ese otro retrato mío en la cabeza.

 

 

 

 

XXVI. se completa así: todos corremos hacia el anonimato, sólo que los traductores llegan un poco antes. me harás el favor de leer esto una segunda vez, yo lo reescribí dos veces.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

XXVII. descomposición: ponle que es reducción. reducción de algo vivo a la más simple forma de materia. agrégale para más puntos que se producen gases, que se forman fluidos, que salen olores, que llegan autores y que salvo la música, todo es mentira.

 

 

 

 

 

 

XXIX. educación física, dominio espacial: una sobre lanzar o quizás otra sobre recepcionar. la respuesta tienes que bosquejarla. traza a una pareja espalda con espalda y en medio un balón medicinal. dibuja esa imagen hasta que se hagan viejos.

 

 

 

 

 

 

 

 

XXX. ensayo. cómo escapar de un auto que ha caído a un río. imagínate. la presión no deja abrir las puertas. las ventanas se traban, el oxígeno se acaba. contestas que mantendrás la calma. contestas que dejarás que la cabina se llene de agua. contestas que cuando llegue a tu cabeza tomarás la gran bocanada de aire. el profe sabe que repleta de agua, la presión de la cabina cede. el profe sabe. no lo han encontrado, pero el profe sabe. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

XLI. educación musical. cuando chasqueas los dedos, el sonido lo produce el golpe con la palma de la mano. no es la fricción del pulgar con el dedo del corazón lo que resuena. es tu mano casi en puño la que hospeda el sonido. no es el roce. te haces padre porque escuchas por error.