L.A. Poets: Zachary Jensen



En el marco del dossier L.A. Poets, coordinado por el poeta Anthony Seidman, presentamos una muestra poética de Zachary Jensen. Es escritor, periodista y educador nacido en Los Ángeles, California. Actualmente enseña inglés en Rio Hondo College. Su trabajo ha aparecido recientemente en LA Record, Cultural Weekly, Entropy, Pank, Dispatches from the Poetry Wars y otros lugares. Es el editor en jefe de Angel City Review y editor de la serie de libros Animals en Business Bear Press. Las versiones de sus poemas corren a cargo del poeta y traductor Gustavo Osorio de Ita.

 

 

 

 

The Salton Sea

  • I am standing here at the end of the world
  • the end of everything and you are not here
  • I walk through the rain as droplets cut and jab
  • at my eyes and face seared by the wind
  • surrounded by the remains of shelters once used by
  • families to provide leisure and comfort now in ruins
  • past the decaying birds whose days of flight have
  • long passed before I came to realize I could also fly
  • towards crushed fish who despite trying desperately to swim
  • against the current of time have become part of the shore
  • to the waters where I submerge myself into the desolate beautiful
  • landscape and watch as tiny spines float up around my body
  • waves crash against my face almost pulling me under perhaps
  • in an attempt at a last minute baptism a last minute salvation
  • when one’s world ends is there really any other person that
  • you can blame than yourself for the part you took in it
  • when regret tastes saltier and bloodier than any ravaged sea
  • there is nothing left to do but to swim in it until you can no longer
  • then wash back up to shore even more defeated only to stand up take
  • a look around to see if anyone bore witness and casually walk away
  • I came to the end of the world to find you but you are not here
  • because your world has not yet ended and so you kept going

 

 

El Mar de Salton

 

  • Estoy parado aquí en el fin del mundo
  • el final de todo y tú no estás aquí
  • camino a través de la lluvia mientras las gotas cortan y golpean
  • mis ojos y mi rostro es tajado por el viento
  • rodeado por los restos de refugios que alguna vez fueron usados 
  • por familias para proporcionar ocio y confort ahora en ruinas
  • más allá de las aves en descomposición cuyos días de vuelo 
  • han pasado hace mucho tiempo antes de darme cuenta de que yo también pude volar
  • hacia peces aplastados quienes a pesar de hacer el intento de nadar desesperadamente
  • contra la corriente del tiempo se han convertido en parte de la costa
  • de las aguas donde me sumerjo en el hermoso y desolado
  • paisaje y veo cómo pequeñas espinas flotan alrededor de mi cuerpo
  • olas que chocan contra mi rostro casi llevándome al fondo quizás
  • en un intento de bautismo de último momento una salvación de último momento
  • cuando el mundo propio se acaba hay realmente alguien más a quien
  • puedas culpar salvo a ti mismo por el papel que tomaste en él
  • cuando el arrepentimiento es más salado y más sangriento que cualquier mar de estragos
  • no queda nada más que hacer salvo nadar en él hasta que ya no puedas
  • después ser devuelto otra vez a la orilla aún más derrotado solo para levantarte dar
  • una mirada alrededor para ver si alguien pudo ser testigo y alejarse casualmente
  • vine al fin del mundo para encontrarte pero no estás aquí
  • porque tu mundo aún no ha terminado y así seguiste adelante

 

 

 

 

Connections in the Digital Age Or, One Hundred and Forty-Three Words

 

      • She told me with a laugh that Pablo
      • Picasso started following her on twitter.
      • Jokingly I texted back asking if she
      • knew that Mr. Picasso was not with us.
      • With an emoji and eight characters she had
      • nonchalantly strung together she said of course.
      • Even if he were alive I don’t feel like he
      • would waste his time using twitter she said.
      • Or even if he did he would use it for something
      • greater than all these “modern day celebrities” do.
      • It would be for social change. No! it would be for
      • revolutionary art! We both replied simultaneously.
      • With a few characters typed into tiny screens broadcasting
      • into satellites before crashing back to earth we had connected.
      • Wavelengths of random thoughts in different places
      • we were running at the same frequency of beauty.
      • All in a matter of one hundred and fourty-three words.

     

  • Conexiones en la era digital o Ciento cuarenta y tres palabras

     

      • Ella me dijo con una sonrisa que Pablo
      • Picasso comenzó a seguirla en Twitter.
      • En broma le respondí preguntándole si ella
      • sabía que el Sr. Picasso ya no estaba con nosotros.
      • Con un emoji y ocho caracteres encadenados 
      • con indiferencia me dijo que por supuesto.
      • Incluso si estuviera vivo no siento que 
      • perdería el tiempo usando Twitter dijo.
      • O incluso si lo hiciera lo usaría para algo
      • más serio que como lo usan todas estas “celebridades modernas”.
      • Sería por el cambio social. ¡No! ¡Seria para
      • un arte revolucionario! Ambos respondimos simultáneamente.
      • Con unos pocos caracteres escritos en pequeñas pantallas transmitiéndose
      • entre los satélites antes de estrellarse contra la Tierra nos habíamos conectado.
      • Con longitudes de onda de pensamientos aleatorios en diferentes lugares
      • corríamos con la misma frecuencia de belleza.
      • Todo en cuestión de ciento cuarenta y tres palabras.