Poesía argentina: Rocío Wittib



Leemos algunos textos del nuevo libro de la poeta argentina Rocío Wittib (Buenos Aires, 1989), 35 veces vamos a hablar de la misma mierda (Liliputienses, 2021). Ha publicado poesía y relatos en varias revistas virtuales y en papel, como Círculo de Poesía (México) y Cuadernos Hispanoamericanos (España). También ha publicado un pequeño libro Versos para perseguir sem pressa o silêncio (2016) en la editorial portuguesa Temas Originais y La herida que besa el puñal (2018) en la editorial Ediciones en Huida. Sus poemas han sido traducidos al italiano, rumano y portugués.  Desde 2016 vive en Pamplona, Navarra.

 

 

 

 

 

la poesía es un camino por el que no se puede regresar

nadie sabe de dónde vengo
devuélveme mis cartas

la poesía es todo lo que ocurre a destiempo

¿dónde está nuestro lugar?
nunca se nos dio esa respuesta

la poesía es arriesgarse a perderlo todo

me abandono para cruzar esa línea otra vez
y nunca es suficiente

 

 

 

 


la poesía es un caramelo con sabor a melancolía


sigo besando la herida, el dolor, el puñal
¿por qué soy incorregible? no hay respuesta

la poesía es la intemperie que nos atraviesa

lau teilatu gainian
ilargia erdian eta zu

la poesía es una piedra que late

cuéntate un cuento que te haga feliz
seguro te da miedo y ni siquiera sabes por qué

 

 

 

 


la poesía es la verdad muerta

¿es mi dolor tu placer secreto?
sin la verdad somos animales

la poesía es la herida del dolor

somos las olvidadas
estamos obligadas a lo imposible

la poesía es esa pequeña palabra que separa tu deseo de mis labios

tú eres la trampa
yo el castigo

 

 

 

 

la poesía es consuelo de tontos

¿lo digo o no lo digo?
libérame

la poesía es algo que da un poco de pereza

poeta y vaga
porque sí

la poesía es la búsqueda de redención

a ver si me aliñas
un gazpacho con su ajo y su pepino

 

 

 

 

la poesía es esa voz que te susurra algo al oído

ven, te contaré un secreto
pero no vayas a romperme el corazón

la poesía es una manzana muy tentadora

mi pecado:
los lunares azules de tus ojos

la poesía es una contradicción como cualquier otra

se empeñan en creer
porque dudar los hace sufrir

 

 

 

 

 

la poesía es el placer de hacer exacto lo incorrecto

la vanguardia es así
podría escribir este poema hasta el infinito

la poesía es el rencor que te hace rugir

¿qué gano con decir todo esto?
no lo sé, escribo porque desconozco mi deber

la poesía es un desvarío

no estás poniendo atención
hay que volver a empezar