Poesía inglesa: Jean Sprackland



Presentamos, en versión de la poeta y traductora argentina Luciana jazmín Coronado, un par de textos de la poeta inglesa Jean Sprackland (1962).  Ganó el Costa Poetry Award (2008) y el Portico Prize for Non-Fiction (2012). Sus libros también fueron preseleccionados para el Forward Prize, el T.S. Eliot Prize y el Whitbread Award. Actualmente es profesora de Poesía en la Universidad Metropolitana de Manchester.

 

 

 

 

 

 

Reading Leaves

 

A change of wind brings a few foreign leaves,

skimming the hedge and the dustbins,

landing on my lawn like splashes of blood.

I pick one up and try to read it, but the message

is in a language of reds I can’t decipher.

Its texture is of folded money, suggesting

a climate of plenty, wild parrots, a generous sky.

 

 

I set off to find the source: south-west,

somewhere beyond the school and the shoe factory.

I follow the scent of warmth and wealth,

leaving the town centre, the municipal buildings.

Then I’m lost in a tract of tower-blocks

and boarded¬up shops, a children’s playground

with broken glass, the stump of a roundabout.

I carry my red leaf as a guarantee.

A young mother shrugs. Try the bloke in the hat –

he’s not from round here either.

 

He leans forward on the concrete bench,

takes the leaf in his palm, squints a long moment.

He speaks, and the wind freshens in reply.

Litter tumbles about the playground,

washing strung across balconies creaks and flaps.

And here they come: a flock of red leaves

circling, stepping down the grey air,

settling like rumors on his coat,

his boots, the bench, the broken ground.

 

 

 

 

 

Leyendo las hojas

 

Un cambio en el viento trae algunas hojas extranjeras,

rozan el seto y los tachos,

aterrizan en mi césped como salpicaduras de sangre.

Tomo una e intento leerla, pero el mensaje

está en una lengua de rojos que no puedo descifrar.

Su textura es de dinero plegado, sugiere

un clima de abundancia, loros salvajes, un cielo generoso.

 

Salgo a buscar el origen: sudoeste,

en algún lugar más allá de la escuela y la fábrica de zapatos.

Sigo el aroma del calor y la riqueza,

dejando el centro, los edificios municipales.

Luego me pierdo en un tramo de torres

y negocios tapiados, un parque infantil

con vidrios rotos, la base de una calesita.

Llevo mi hoja rojiza como garantía.

Una madre joven se encoge de hombros. Intentá con el hombre de sombrero–

él tampoco es de acá.

 

Él se inclina hacia adelante en el banco de cemento,

lleva la hoja a su palma, entrecierra los ojos un largo momento.

Habla y el viento se enfría en respuesta.

La basura rueda sobre los juegos,

la ropa que cuelga de los balcones cruje y se agita.

Y aquí vienen: una bandada de hojas rojizas

haciendo círculos, dejando el aire gris,

posándose como rumores en su abrigo,

sus botas, el banco, el suelo quebrado.

 

De Hard Water (2003)

 

 

 

 

 

 

Ice on the Beach

 

One single sheet of sprung light.

Touched here with the toe of your boot

it hurts in a distant part.

 

Dream stuff, with its own internal acoustic.

Striking it with a stick raises

a shocked note, a white bruise under the skin–

the physiology of ice on sand

is strange, we have not mapped it.

The sea can only scorch the edge.

 

This whole bay is locked

under a lid of referred pain.

At one end, a tanker

 

nudges out of the rivermouth.

In its wash, the ice shelf

barely shivers.

 

But thirty miles south,

in another town, it creaks

under the pier, where someone kneels,

 

staring down like a god

through a damaged sky, onto a wilderness

of ridges and blue shadows.

 

 

 

 

 

Hielo en la playa

 

Una sola hoja de luz liberada.

Tocada aquí con la punta de tu bota

hiere en una parte distante.

 

Las sustancias del sueño con su propia acústica interna

Golpeándolo con una rama eleva

una nota de impacto, un moretón blanco bajo la piel  –

 

la fisiología del hielo en la arena

es extraña, no la cartografiamos

El mar sólo puede quemar el borde.

 

Toda esta bahía está asegurada

bajo una capa de dolor aludido.

En una punta, un barco

 

ronda fuera de la desembocadura del río.

En su lavado, la capa de hielo

apenas tiembla.

 

Pero treinta millas al sur,

en otro pueblo, cruje

debajo del muelle, donde alguien se arrodilla,

 

mirando fijo como un dios

a través de un cielo dañado, sobre lo salvaje

de los picos y las sombras azules.

 

 

De Tilt (2007)

 

 

 

 

 

 

Datos vitales

Jean Sprackland (1962) nació en Burton-on-Trent, Inglaterra. Es poeta y escritora. Ganó el Costa Poetry Award (2008) y el Portico Prize for Non-Fiction (2012). Sus libros también fueron preseleccionados para el Forward Prize, el T.S. Eliot Prize y el Whitbread Award. Trabajó como asesora y directora de proyectos para organizaciones relacionadas con literatura y educación. Tuvo a cargo residencias en escuelas y universidades. Actualmente es profesora de Poesía en la Universidad Metropolitana de Manchester, una de las administradoras de Poetry Archive y tutora de la Arvon Foundation.