Dossier Paul Celan: Czernowitz y el folclor rumano. Traducción de Espenbaum.



Este 20 de abril, en el aniversario luctuoso de Paul Celan, presentamos algunas notas sobre las Doina, canciones del folclor rumano presentes en el pensamiento poético de Celan. En esta entrada se puede visitar, a través de Google Streets, el exterior actual de la casa de nacimiento de nuestro poeta en Czernowitz, además aparecen aquí un par de interpretaciones en video de Doina din Maramureș, así como las  traducciones del alemán y del rumano de Roberto Amézquita. 

 

 

 

 

DOINA DIN CZERNOWITZ
Roberto Amézquita

 

Del gran cauce de la tradición oral rumana abreva el sentir poético y el espíritu mismo de nuestro poeta. En la poesía de Celan percibiremos, con el oído atento, no sólo los temas y formas tradicionales de los distintos estilos de doina rumanas, sino también el desgarre de sus instrumentos, en especial los oscuros, bucólicos y sufrientes violines y los alientos, que transpondrá en sus acentuaciones versales Celan, en sus anáforas y otras repeticiones.

 

*

Paul Celan nace en 1920 en la región histórica de Bucovina, en Czernowitz. Ahí es niño y vive su primera juventud. Czernowitz, para algunos la Pequeña Viena, es apenas dos años antes del nacimiento del poeta, una capital cultural del Imperio Austrohúngaro. Para cuando Celan nace ya es ahí Rumania, cuando cumple 20 años es parte de la Unión Soviética, después Ucrania, y antes fue por 400 años parte del Principado de Moldavia, así que acaso Bucovina es simplemente Bucovina. Nos interesa, sobre todo, que durante la época de Celan aún es un epicentro de los cruces culturales más variados. En aquel Czernowitz están vivas la poesía tradicional, la música, la danza, la religión y las lenguas: alemana, rusa, rumana, yidis, ucraniana, polaca… En esa atmósfera se forma nuestro poeta desde el comienzo y será también el Paul Celan de todos los periodos, en Cernăuţi, Чернівці́, Czernowitz.

Aquí una breve visita que podemos hacer a la casa de nacimiento del poeta como se ve actualmente. Se trata oficialmente del número #5, y muy probablemente el #3, de la callecita de Wassilkogasse de aquel tiempo y hoy llamada Вул. Саксаганського (Saksagansky). Aquí un par de fotos y el enlace:

Enlace a la casa de nacimiento de Paul Celan en Google Streets

De este abundante legado, Celan tomará distintos elementos para sus poemas, tanto de carácter culto como popular: música, poesía, teología y más. Entre la tradición rumana tenemos las canciones, en sitio especial las doina de las que hemos hablado. El poema que traduzco el día de hoy es un ejemplo entre muchos, de la transposición, de la subversión de las doina practicada por Celan en distintos poemas y modalidades.

ALGO SOBRE LAS DOINA RUMANAS
La forma más extendida de canción folclórica rumana es la doina, que puede traducirse como “lamento o anhelo de pastor”. Son entonces prantos o trenos es decir, canciones de corte elegíaco (y bucólico); el lamento del pastor y del campesino ante sus turbaciones melancólicas atravesando la vastedad de la naturaleza. Cantan el extravío de un amor, el de una oveja o el de la patria misma. Las doina se componen en pareados así que son, por supuesto, herederas naturales de los dísticos elegíacos.

Hay otros estilos de música folclórica en Rumania, como los bocet “lamento”, las cântec batrânesc (baladas épicas tradicionales; literalmente “canciones de los ancianos” o las când ciobanu şi-a pierdut oile (“cuando el pastor ha perdido a la oveja”). La doina es lírica y altamente melancólica, algunas veces se le compara por ello con el blues y podría compararse con el flamenco, el fado o la rebético, cauces a fin de cuentas del mismo gran río. Las doina suelen tocarse con una melodía lenta y libre contra un patrón de acompañamiento rápido en un tempo fijo, dando así una sensación general de tensión rítmica. Las melodías a veces se repiten en canciones diferentes y suelen seguir un patrón en descenso. Es también frecuente que una misma melodía se vuelva a cantar con letras renovadas.

La doina es patrimonio inmaterial de la humanidad, según la Unesco:
“Denominada de diversas maneras en Rumania, la doïna es un canto lírico solemne, improvisado y espontáneo. Elemento esencial del folclor rumano (…) y se interpreta en sólo, sin música o con acompañamiento de flauta dulce, gaita o instrumentos improvisados. Existen diversas variantes regionales. La doïna expresa una vasta gama de sentimientos y abarca una temática muy diversa: alegría, amor, tristeza, soledad, conflictos sociales, asaltos de bandidos, etc. Expresión de las cualidades personales, las emociones y el virtuosismo de su creador-intérprete, la doïna desempeña también un papel social importante debido a que su función catártica contribuye al fortalecimiento de los vínculos de solidaridad.”

Algunos estilos son:

Ciobanul
doina del pastor propiamente

De dragoste
forma muy popular, literalmente “de amor”

De jale
doina dulce y triste; de “dolor”.

De leagăn
canción de cuna; leagăn,”cuna”.

De pahar
canción de beber.

Foaie verde
forma clásica, literalmente “hojas verdes”

Nos importa, hacia la traducción de Espenbaum, la compañía ritual de estas canciones en distintos momentos de la vida, las de cuna por ejemplo, porque las canciones de cuna representan los primeros momentos de la entrada del niño en la universalidad encantada de sonidos, palabras y su relación con la naturaleza. Y todavía más importante, la canción de cuna es la conexión más cercana entre el niño y su madre, entre el niño y el resto del mundo, resultado de la necesidad de la madre de mantener el equilibrio sueño-vigilia de su hijo. Un ejemplo antiguo:

[Canción de cuna]

Nani, nani, pollito de mami
duerme polluelo con tu mamá.

Nani, nani, pollito a dormir,
ven a mama, ven a dormir.

Ven a mamá, pía pollito,
ven a mamá, te pondrá a dormir.

A-a-a, polluelo de halcón,
te arrullo, no puedes dormir.

Vamos polluelo cu-cu,
te arrullo y me voy.

 

Traducción del rumano: Roberto Amézquita

 

[Cântecul de leagăn]

Nani, nani puiul mami
Dormi cu mama puişor.

Nani, nani, pui de somn,
Vin la mama să te-a dorm.

Vin la mama, pui de ştiucă,
Vin la mama de mi-l culcă.

A, a, a, puiuţ de şoim,
Eu te leagăn, tu n-ai somn.

Şi-apoi haida pui de cuc,
Eu te leagăn şi mă duc.

Hay en estas doina de arrullo, como en todos los estilos antedichos, motivos, repeticiones, epítetos, que se reiteran de canción en canción. Y en las doina de corte bucólico, destacan temas como el de la hoja verde, follaje verde, para cantar la pérdida y la añoranza. Además, decía que en los poemas de Celan son transpuestos también los sonidos, el alma de los compases y sus lamentaciones. Escuchemos por ejemplo la siguiente Doina din Maramureș y pongamos mucha atención en esas variaciones improvisadas que la cantante hará al comienzo de la canción y en mitad de cada verso; esas vocales, guturales y nasalizaciones en rubato, es decir extendiendo y acortando a voluntad -arrastrándolas- porque vienen de muy lejos en toda tradición.

Aquí una versión moderna de Maria Casandra Hausi seguida por la célebre versión de la adorada Maria Tanase:

Doina din Maramureș | Maria Casandra Hausi

 

Doina din Maramureș | Maria Tanase

 

 

Es con el brillo oscuro de estos lamentos y con las canciones de cuna que está compuesto el poema:

[ESPENBAUM]
Paul Celan

 

 

ÁLAMO tembloroso, tus hojas brillan blancas en lo oscuro.
Mi madre, su cabello jamás se volvió blanco.

Diente de león, tan verde es Ucrania.
Mi rubia madre nunca volvió a casa.

Nube de lluvia ¿permaneces sobre la fuente?
Mi silenciosa madre llora por todos.

Estrella rotunda, tú enroscas el bucle dorado.
Mi madre, su corazón fue herido con plomo.

Puerta de Roble, ¿quién te sacó de los goznes?
Mi tierna madre no puede venir.

 

Traducción del alemán: Roberto Amézquita

 

ESPENBAUM, dein Laub blickt weiß ins Dunkel.
Meiner Mutter Haar ward nimmer weiß.

Löwenzahn, so grün ist die Ukraine.
Meine blonde Mutter kam nicht heim.

Regenwolke, säumst du an den Brunnen?
Meine leise Mutter weint für alle.

Runder Stern, du schlingst die goldne Schleife.
Meiner Mutter Herz Ward wund von Blei.

Eichne Tür, wer hob dich aus den Angeln?
Meine sanfte Mutter kann nicht kommen.