Irish Poetry Dossier: Eavan Boland



Today at Círculo de Poesía the new post of our Irish Poetry Dossier is dedicated to Spanish version of an excerpt from Eavan Boland’s, Suburban Woman: Another Detail (2001). Eavan Boland (Dublin, 1944). Poet, essayist and professor who publish her first poetry book in 1967. Her work have appeared in magazines such as The New Yorker, The Atlantic, Kenyon Review and American Poetry Review. She collaborates with the Irish Times. Some of her books are: The Journey and other poems (1987), Night Feed (1994), The Lost Land (1998) and Code (2001). The present translation is by the mexican poet Adalberto García López (Culiacán, 1993).

En una nueva entrega de nuestro Dossier de Poesía de Irlanda, presentamos la versión al español de un fragmento de Suburban Woman: Another Detail (2001) de Eavan Boland (Dublín, 1944). Poeta, ensayista y profesora que publicó su primer libro de poemas en 1967. Su obra ha sido publicada en diversas revistas como: The New Yorker, The Atlantic, Kenyon Review y, American Poetry Review. Es reseñista para el Irish Times. Algunos de sus libros son: The Journey and other poems (1987), Night Feed (1994), The Lost Land (1998) y, Code (2001). La presente traducción es del poeta mexicano, Adalberto García López (Culiacán, 1993)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mujer del suburbio: otro detalle

 

 

 

1

 

Crepúsculo

y el vecindario

se ensombrece,

se torna color piedra.

 

Aquí en mi escritorio imagino

el viento invernal y lo pulcro de la turba.

 

Y un cuarto

con las cortinas abiertas donde

 

otra mujer está viviendo mi vida.

Otra mujer está levantando a mi hijo.

 

Se sienta.

Corta la aceitosa corteza de un limón.

Aplasta ese olor contra la piel de sus dedos.

 

Ella va hacia mi puerta y la cierra.

Va hacia mi ventana y lentamente cierra las cortinas.

 

La cocina,

el niño que ella levanta otra vez y que carga

es todo mío

y todo el tiempo

la amarga, cítrica fragancia se mantiene contra su piel.

 

Ella clava su mirada en el camino

crespúsculo sin precedentes de noviembre.

 

(Recuerdo ese crepúsculo)

 

Clava su mirada un momento

en la luna en la que se ha drenado.

 

Entonces cierra la cortina.

Y se encierra junto con mi niño.

 

 

 

2

 

Ahora no puedo ver nada.

Escribo sola en mi escritorio.

Elijo palabras tomadas de la tierra,

de las raíces, de alejados

aceites y esencia de elegía:

Amargura. Y tan cerca del hueso.