Presentamos, en el marco del dossier de nueva poesía rusa preparado por Indira Díaz, un texto de la poeta Svetlana Astetsova (Moscú, 1990). En 2012 concluyó sus estudios en el Instituto de periodismo y literatura de la unión de periodistas de Moscú, en la especialidad de creación literaria y periodismo televisivo. Vive en Moscú y trabaja para el canal de televisión “Rossiya-Kultura” y escribiendo en la columna de cultura para el periódico “Moskovskii komsomolets” así como en la revista de literatura alemana “Novyi renessans”. Escribe y traduce poesía, artículos, ensayos y reseñas desde los quince años. Entre sus autores preferidos se encuentran Oscar Wilde, Jean Cocteau, Guillaume Appollinaire, Arthur Rimbaud, Boris Vian, Knut Hamsun, Charles Dickens, Iosif Brodsky, Aleksandr Blok, Marina Tsvetaeva, Nikolai Gumiliov, Leonid Andreyev y Arkady Averchenko por mencionar algunos.

 

 

 

 

 

 

 

El poeta ante el auditorio

 

Como la piedra con su amoratado brillo

Lanzada a las filas del semicírculo negro

La palabra.  El auditorio responderá al estallido

Los lentes, el tibio chapoteo de las manos

 

La palabra -el carbón se asirá al brasero

La palabra -la llama al escenario, a su sombra

Yo disparo, y de la misma forma

Me sonrojo ante la sala llena de rostros. La pared

 

Delante- en la tronera (como

un susurro en la vanguardia- una metralla)

Me lanzo a la batalla sin titubear

en la guerra, en los abrazos, en el vacío, en la cama

 

Los nervios de la sala, tan delgados como un sedal

(¿zona de exclusión?) Un círculo

El infierno que pasa. Lleno de burlesque

Explosión sentimental y las manos cautivas.