Discusión en Familia: Álvaro de Campos



Discusión en Familia: Álvaro de Campos

Continuamos con la muestra de Fernando Pessoa, a partir del volumen Discusión en familia, cuidado y traducido por Mario Bojórquez, uno de los mayores especialistas del autor portugués. Este libro pertenece a la Serie Mayor de Círculo de Poesía Ediciones, espacio donde se reunirán los poetas de más intensidad de todos los tiempos. Ahora es turno de Álvaro de Campos. Incluimos las fotografías del manuscrito original.

 

 

 

Todo cuanto es artificial en el verso—la rima, el metro, la estrofa—es principalmente nocivo de modo secundario. No es tanto lo malo que hace la rima, el metro, o la estrofa en ser en sí mismas artificiales. Lo malo es que desvían la atención de la emoción o del pensamiento, crean nuevos pensamientos, y así interrumpen lo que originalmente se pensaría.

 

EL RITMO ESTRÓFICO, Álvaro de Campos

 

 

Dice Campos que la poesía es una prosa en que el ritmo es artificial. Considera a la poesía como una prosa que implica a la música, es ahí donde ocurre el artificio. Yo, sin embargo, antes diría que la poesía es una música que se hace con ideas, y por eso con palabras. Consideremos cómo será hacer música con las ideas, en lugar de música con emociones. Con emociones sólo harás música sin poesía. Con emociones que caminan hacia las ideas, que se agregan a nuevas ideas por definir, harás canto. Con las ideas, conteniendo solamente lo que de emoción hay necesariamente en todas las ideas, harás poesía.

 

POLÉMICA CON ÁLVARO DE CAMPOS, Ricardo Reis

 

 

Álvaro de Campos es quizá el más grande poeta portugués del siglo XX, tiene la dificultad de haber nacido dentro de la imaginación del poeta Fernando Pessoa y no haber vivido en la realidad tal cual la conocemos, este detalle no es de importancia para valorar el impacto que ha generado en la poesía de nuestro tiempo. No existen palabras humanas para alabarlo suficientemente.

 

Mario Bojórquez

 

 

 

 

 

 

 

Mi cerebro fotográfico…


Vaga náusea física… el muelle no lejos me huele aquí cerca…

¡Qué tristeza de partir! What time did the captain say an order to

leave? de partir y dejar atrás de nosotros


No sólo las piedras de la ciudad, y las casas y la ciudad vista de lejos

Mas oh, [.] just ever and ever on that village on the other side up

at river, it’s just perfect in this [.]

También las memorias antiguas, las caricias maternas hoy en la sepultura,


Todo eso parece que se quedó aquí, dejado aquí, y nosotros yéndonos sin      llevar

todo eso…

Non, Monsieur, c’est de l’autre bord…

Oh, Chico, no te recargues hacia fuera


([.] ¡oh!) ¡te puedes caer!


Qué fuego en la leña de la vieja chimenea provinciana —¿el señor me daría

permiso? … pasa un uniforme de aduanero por sobre mi hombro

—y de los cuentos que me contaban en las noches de invierno u-uf-u-

-u-uf-u-u-u-u… el silbato del vapor…

Et vous aussi, Mark— Sí señor, para Río de Janeiro

Tengo allá… yes, all the time… ¡Oh pobre pequeñito río de mi tierra!


El ruido del agua —shl, shl, shlbrtsher, shlbrtsher, y mi viejo primo, perdido para siempre

Casi me olvido de ponerme a recordarlo

came into the smoking room…


God […..] ¿Lisboa? Oh, yes but not (entran hacia dentro algunos días

[.] a través de mi sensación de ellos en mi cerebro que no

tiene ojos para  verlos)

u-u-u-u-u-u-u

u-u-u

u-u-u-u-u-u

u-u-u-u-u-u-u u-u

u-u-u-u-u-u-u

u-u-u-u-u-u-u

u-u-u

u-u-u

u-u

u-fff-(uu uff)

f.f.

(fff)

 

1916?

 

--