Dossier Paul Celan: Tübingen, Jänner.



Dossier Paul Celan: Tübingen, Jänner.

En esta nueva entrega de nuestro Dossier Paul Celan, preparado y traducido por Roberto Amézquita, presentamos Tübingen, Jänner poema escrito durante la visita de Celan a Tubinga en enero de 1961 y publicado dos años más tarde en su Die Niemandsrose.

 

 

 

 

Paul Celan escribió este poema durante su visita a la ciudad en que Hölderlin pasó sus años finales en una transfiguración de la conciencia. En el poema, la sincronía de la lucidez de Hölderlin y la de Celan se funden en un balbuceo presente, única posibilidad para decir el y el no sin separarlos −como sabemos por Hesíodo que hablan las Musas, por ejemplo− o, para que lo digamos como lo escuchó Hölderlin: Pallaksch.

Roberto Amézquita

 

 

 

 

 

TUBINGA, ENERO

 

Sobre la ceguera, de-

partieron los ojos.

Su −”la fuente pura

es el enigma”−, su

recuerdo de las

torres flotantes de Hölderlin, aturd-

idos por el revoloteo de las gaviotas.

 

Carpinteros ahogados frecuentan

estas

palabras sumergiéndose:

 

Si viniera

Si viniera un hombre

Si viniera un hombre al mundo, hoy, con

la barba de luz de los

patriarcas: si debiera hablar

sobre este tiempo, de-

bería, sola-

mente

balbucir y balbucir siem-

pre siem-

pre por

 

(“Pallaksch. Pallaksch.”)

 

 

 

 

TÜBINGEN, JÄNNER

 


Zur Blindheit über-

redete Augen.
Ihre –”ein
Rätsel ist Rein-
entsprungenes”–, ihre
Erinnerung an
schwimmende Hölderlintürme, möwen-
umschwirrt.

Besuche ertrunkener Schreiner bei
diesen
tauchenden Worten:

Käme,
käme ein Mensch,
käme ein Mensch zur Welt, heute, mit
dem Lichtbart der
Patriarchen: er dürfte,
spräch er von dieser
Zeit, er
dürfte
nur lallen und lallen,
immer-, immer-

zuzu.

 

(“Pallaksch. Pallaksch.”)