Original ajeno: Ezra Pound



El poeta dominicano León Félix Batista construye en Círculo de Poesía un dossier de poesía en lengua inglesa, Original ajeno, que incluye traducciones de los siguientes poetas: David AntinJohn AshberyW. H. Auden -William Blake –Raymond CarverGuy DavenportClayton EshlemanLyn HejinianRichard KenneyTed HughesPhilip LamantiaMarlene NourbeSe Philip -Ezra Pound -Adrienne Rich -James Schuyler -Charles Simic -Charles Tomlinson -Derek Walcott -Charles Wrigth. Leemos aquí el fragmento del Canto XXXVIII de Ezra Pound. Para el crítico norteamericano Hugh Kenner, vivimos en The Pound Era, llamada también The Poundian Age (Perloff). Según el crítico, en 1913, “Pound comparó la épica a un templo, la Comedia a una catedral, las colecciones de poemas breves a una galería de pintura”. En su opinión, ese es el germen de The Cantos.

León Félix Batista (Santo Domingo, 1964), estudió en Nueva York. Ha publicado, entre otros, Delirium semen (México, 2010), Caducidad (Madrid, 2011), Música ósea (Perú, 2014), Prosa del que está en la esfera (Buenos Aires, 2006); Inflamable (Montevideo, 2009), Sin textos no hay paradiso (Colombia, 2012), El hedor de lo real en la nariz imaginaria (Quito, 2014), Mosaico fluido (Sao Paulo, 2014) y Prosa de fabricación casera (Estados Unidos, 2018). Aparece en varias antologías, entre ellas Zur Dos (última poesía latinoamericana, Bartleby, Madrid, 2005), Cuerpo Plural (antología de la poesía hispanoamericana contemporánea, Pretextos, Valencia, 2010) y Poesía esencial dominicana (Visor, Madrid, 2011).

 

 

 

 

 

 

Fragmento del CANTO XXXVIII

 

            Una fábrica
posee además otro aspecto, al cual llamamos aspecto financiero
ofrece a la gente el poder de adquisición (salarios, dividendos
que son el poder para comprar) pero es también la causa de los precios
o valores, financieros, quiero decir valores financieros
Paga a los empleados, y paga por el material.
Lo que paga en salarios y dividendos
fluye, como poder de compra, y este poder es menos,
per forza, maldito sea tu intelecto, es menor
que el gasto total de la fábrica
(como salarios, dividendos Y pagos por materia prima
cargos bancarios, etcétera,
y todo, que es la mayoría, que es el total de esto
es añadido al total de precios
causado por la fábrica, cualquier maldita fábrica
y esto es y debe ser, por lo tanto, un estorbo
y el poder de compra nunca puede
(bajo el sistema actual) alcanzar con
los precios sueltos,
                                   y la luz así se hizo tan brillante y cegadora
en este espacio del paraíso
                                   que la mente del hombre se quedó desconcertada.